Buscar
miércoles, 17 de agosto de 2022 10:06h.

La "ofensiva" de Israel hacia Palestina se ensaña con los niños.

En lo que va de conflicto se cuentan al menos 80 niños palestinos muertos entre los 330 fallecidos por la "ofensiva" israelí. Más de 2.200 heridos en Gaza desde que comenzaran los ataques hace doce días. En Israel sólo ha muerto un militar y un civil.

1405766647431gaza-ninos-fotogalc4
Los cuerpos de tres niños palestinos que murieron a causa de un proyectil israelí.MOHAMMED SALEM (REUTERS)

Al menos 330 palestinos, en su mayoría civiles entre ellos 80 niños, han fallecido y más de 2.200 heridos desde el comienzo de la ofensiva israelí contra la Franja de Gaza hace ya doce días, según informansegún informan fuentes médicas a EFE .

El número de víctimas se ha acrecentado desde el pasado jueves cuando Israel comenzó un ataque terrestre. Esta nueva operación se ha sumado a los continuos bombardeos de la Aviación y de la Marina de Guerra.

Un obús israelí ha matado a una familia de ocho miembros, incluidos dos niños y dos menores de edad

Solo en las primeras 24 horas de la operación terrestre fallecieron 70 palestinos, residentes en su gran mayoría de los barrios del sur y del norte de Gaza. Esta noche un obús de las fuerzas israelíes mató a una familia de ocho miembros, entre ellos dos niños y dos menores de edad.

Los niños, que suponen la mitad de la población en la Franja, son la principal víctima de este conflicto, en el que ya han muerto cerca de 80 menores.

Una de las tragedias más bochornosas sucedió el pasado miércoles cuando Israel atacó una playa donde estaban jugando seis niños que eran primos entre sí. Cuatro de ellos murieron.

Los palestinos hablan de una nueva masacre.

Israel dice que ha abierto una "investigación" para explicar cómo ocurrió el "error", o para determinar si había milicianos disparando en la playa en ese momento. Jamís insiste en que no había milicianos y en que los niños jugaban al escondite junto a un contenedor y eran perfectamente visibles desde el aire y desde el mar.

"Los niños estaban jugando al fútbol en la playa. Todos tenían menos de 15 años", asegura a Reuters Ahmed Abu Hassera, de 22 años. "Cuando el primer proyectil cayó en la tierra, los niños huyeron, pero otro proyectil golpeó a todos", dijo Abu Hassera, con una camisa manchada de sangre.

Problemas psicológicos

A ello se une los problemas psicológicos que producen doce días de bombardeos continuados, en los que el ruido y el miedo no dejan dormir.

La artillería israelí bombardea Gaza desde las posiciones de combate que ha colocado en el interior de la Franja, a escasos kilómetros de la frontera.

Al caer la noche, la aviación lanza decenas de bengalas que aventan la noche e iluminan los barrios para permitir operar a las fuerzas terrestres, mientras aviones de combate y buques de guerra lanzan misiles.

*Información extraida de Publico.es