Buscar
17:56h. Sábado, 15 de Diciembre de 2018

Ángel Piñero afirma que la ermita de San Pedro es inamovible

“En ningún momento este equipo de gobierno va a permitir la retirada de la ermita de San Pedro”.-Afirma para responder a las declaraciones de Sí Se Puede.

 

Angel Piñero
Angel Piñero

El alcalde de Valle Gran Rey, Ángel Piñero, quiso salir al paso de las informaciones que el grupo Si Se Puede ha realizado en las últimas horas.

El proyecto de la avenida marítima que el actual grupo de gobierno de Valle Gran Rey ha rescatado tras varios años olvidado data del año 2010. Este proyecto fue redactado en el año 2008 y sufrió una modificación y adaptación a los precios del mercado en el año 2010. En este mismo año fue expuesto y aprobado por parte del Cabildo Insular de La Gomera  y el propio Ayuntamiento de Valle Gran Rey. 

Sin embargo, tras estudiar este proyecto y rescatarlo al comenzar la legislatura, se han ido produciendo diversos cambios junto con la búsqueda de la financiación. Entre los cambios realizados y a falta de firmar el convenio con la Dirección General de Costas, se ha adaptado este proyecto a la normativa actual, mejorando así la zona y accesos a la playa, quedando integrada la iglesia y la plaza en la propia avenida marítima.

Del mismo modo, en la zona del hotel se realizará un paso para vehículos que tampoco estaba contemplado en el proyecto del 2010. En este sentido, el proyecto también se ha tenido que adaptar a la legislación vigente en materia de inundaciones tanto marítimas como terrestres, así como diversas actuaciones en el encauzamiento del barranco.

Una vez el proyecto esté totalmente adaptado a la normativa actual se hará una exposición pública. 
Ángel Piñero, alcalde de Valle Gran Rey, quiso desmentir tajantemente que la plaza y ermita de San Pedro desapareciera. “Por parte de este equipo de gobierno pedimos prudencia a la hora de afirmar cosas que se desconocen. Entendemos que este proyecto es importante para Valle Gran Rey y lo primero que hizo este alcalde fue solicitar que la ermita de San Pedro y la plaza quedasen integradas dentro de la obra y paseo marítimo por tratarse de una seña de identidad histórica del municipio”.