Buscar
08:57h. miércoles, 01 de diciembre de 2021

El Auditorio de La Gomera acoge la representación teatral ‘Don Juan Tenorio’ de Minela Teatro

La actuación tendrá lugar el viernes 29 de octubre, a partir de las 20.30 horas, en el recinto cultural ubicado en la capital insular 
juan tenorio

El Auditorio de La Gomera acoge, este viernes 29 de octubre, la representación teatral ‘Don Juan Tenorio’ de José Zorrilla, a cargo de la asociación de teatro aficionado de la isla Minela Teatro.

 

La actuación, que tendrá lugar a partir de las 20.30 horas, está incluida en la programación cultural del Cabildo, con el objetivo de fomentar la actividad teatral en la isla, según apuntó la consejera insular de Cultura, Rosa Elena García.

 

El argumento de la obra gira en torno a la noche de Todos Los Santos, celebración que, desde hace siglos en España, va de la mano con la historia de Don Juan Tenorio, convirtiéndose así en una obra imperecedera, arraigada a la tradición cultural española, cuyos orígenes datan de finales del siglo XIX.

 

El aforo para asistir a la representación teatral es limitado, y las entradas, de carácter gratuito, se pueden reservar a través de este enlace, disponible también en www.lagomera.es/eventos

Sobre la Obra:

Don Juan Tenorio: drama religioso-fantástico en dos partes es un drama romántico publicado en 1844 por José Zorrilla. Constituye, junto con El burlador de Sevilla y convidado de piedra (1630), atribuida a Tirso de Molina y de la que Don Juan Tenorio es deudora, una de las dos principales materializaciones literarias en lengua española del mito de Don Juan.

Sinopsis:

La acción transcurre en la noche de Carnaval. Hace un tiempo don Juan y don Luis Mejía habían hecho una apuesta doble, la cual trataba sobre «quién de ambos sabía obrar peor, con mejor fortuna, en el término de un año» y «quien de los dos se batía en más duelos y quién seducía a más doncellas». La historia inicia un año después de esa apuesta, por lo tanto, don Luis Mejía y don Juan se vuelven a encontrar en la hostería del Laurel de Buttarelli, en Sevilla, donde comparan sus hazañas.

La apuesta se ha vuelto un gran escándalo en Sevilla, sin embargo, nadie sabe a ciencia cierta lo que sucede. Durante la noche, arriban a la Hostería del Laurel, la propiedad de Buttarelli, en busca de conocer a fondo los detalles de dicha apuesta ceremonia

Don Gonzalo, padre de doña Inés, se ha enterado de la apuesta, y va a la hostería a asegurarse de lo que ha oído. Igualmente don Diego, padre de don Juan, quiere ver «el monstruo de liviandad a quien pude dar el ser».

Cinco años después de la acción anterior, don Juan vuelve a Sevilla, buscando el antiguo palacio de la familia de los Tenorio y encontrando en su lugar el cementerio donde están enterrados don Luis y el Comendador, además del resto de las víctimas muertas a manos de él. Admirando las estatuas, don Juan descubre un sepulcro inesperado, el de doña Inés (que había muerto de pena al comprender que don Juan y ella jamás podrán estar juntos a pesar de amarse profundamente).

Llegan al lugar Centellas y Avellaneda, la presencia de estos dos viejos amigos hace que don Juan los invite a su casa a cenar junto con el espíritu de don Gonzalo, de donde viene la idea de haberse basado Zorrilla en El convidado de piedra de Tirso de Molina. Más tarde mientras se encuentran cenando, suena un aldabonazo y hace su aparición el espectro del Comendador, que acude con el objetivo de conducir a don Juan al infierno. Sin embargo doña Inés intercede y logra que ambos suban al Cielo entre una apoteosis de ángeles y cantos celestiales.