Buscar
21:25h. miércoles, 28 de julio de 2021

La obra, declarada de emergencia, cuenta con una inversión de 480 mil euros

El Cabildo avanza en la estabilización de 4 mil metros cuadrados de talud en el acceso a Enchereda

El presidente del Cabildo detalla que la actuación implica la fijación de la ladera con un sistema de bulones que evita la fragmentación de un talud de más de 100 metros de largo y 40 metros de altura 
050721 Casimiro Curbelo, presidente del Cabildo Insular de La Gomera, durante su visita a las obras de estabilización del talud de Enchereda

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, avanzó, este lunes, que los trabajos de estabilización del talud en la vía de acceso a Enchereda abarcan más de 4 mil metros cuadrados. Así lo precisó en el transcurso de su visita a la zona, en la que conoció las características de las actuaciones que se ejecutan para corregir los riesgos de desprendimiento que registra esta franja de ladera y que afecta no sólo a esta vía, sino también a la GM-1, carretera de interés regional que une San Sebastián con los municipios del norte. 


“Es una actuación que no sólo se hace por la seguridad de los que transitan por esta vía, sino también por los más de 1.200 vehículos diarios que se desplazan por la carretera del norte, cuyo kilómetro 6 presentaba riesgos importantes de desprendimientos”, apuntó. En este sentido, informó que la técnica que se emplea se basa en la fijación de la ladera a partir de un sistema de bulones, que permite la unión de la parte inestable con el resto de la montaña, además de la instalación de un sistema de mallas metálicas. 


En cuanto a la dificultad de los trabajos, precisó que se encarga un grupo especializado de trabajos verticales, que actúa en una franja de 100 metros de largo por 40 metros de altura, garantizando así la efectividad de las tareas que realizan. “En este caso, es la empresa pública Tragsa la que está al frente de la ejecución y están siendo ellos, en coordinación con el equipo técnico del Cabildo, los encargados de avanzar en la materialización del proyecto previsto”, añadió. 


Curbelo reiteró que la afección que esta ladera tiene sobre la GM-1 hace necesaria la implicación del Gobierno de Canarias, puesto que los trabajos que se ejecutan “van más allá de los de mantenimiento y conservación de las carreteras del Cabildo, por lo que habrá que establecer mecanismos de cooperación económicos para esta y otras necesidades que se den en la isla”. 


Por último, aclaró que se mantiene el cierre de la vía, aunque de forma puntual se establece el paso para el acceso a los sondeos del Consejo Insular de Aguas que se ubican en la zona, así como para los ciudadanos que tienen ganadería en estas localizaciones.