Buscar
14:35h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018

El Cabildo avanza en los trabajos de mejora de las obras de la carretera entre Juego de Bolas y La Laguna Grande

Casimiro Curbelo explica que esta actuación, que cuenta con una inversión de más de 400 mil euros, es clave para reducir los tiempos de conexión entre ambas vías, a la vez que se incrementan las medidas de seguridad de un enlace que soporta un alto volumen de tráfico

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, explica que los trabajos de mejora de la carretera que une Juego de Bolas y La Laguna Grande que comenzaron el pasado mes avanzan a buen ritmo. Destaca la relevancia de esta actuación ya que, según detalla, “logrará reducir los tiempos de conexión entre ambas vías, a la vez que se incrementan las medidas de seguridad de un tramo que soporta a diario una alta afluencia de tráfico”. “Con estas tareas de mejora incorporaremos nuevas medidas de seguridad para los conductores, además de renovar el pavimento e instalar un nuevo sistema contraincendios a lo largo de este tramo de 5 kilómetros”, precisa.


Esta carretera es transitada diariamente por numerosos vehículos y guaguas para visitar espacios como la zona recreativa de La Laguna Grande o el Centro de Visitantes Juego de Bolas, por lo que desde la Institución insular se ha priorizado este proyecto con el fin de terminar con los problemas de seguridad que se generan, debido a que es de doble sentido y a la vez, cuenta con unos márgenes muy estrechos.


Curbelo explica que las labores que se están llevando a cabo, y que cuentan con una inversión de 414.641,67 euros, se encuentran dentro de las directrices marcadas por el Parque Nacional de Garajonay. “Unos trabajos que consisten en la rehabilitación del firme en aquellos tramos donde el desgaste que padece así lo determine, además de la pavimentación de los sobreanchos de la vía para que, de esta forma, puedan usarse cuando coincidan dos vehículos en ambos sentidos”, detalla. 


La conducción de aguas y el sistema de drenajes también están siendo mejorados con la creación de seis tramos de cunetas que evacuen el agua hacia los puntos finales, de tal forma que sean conducidas hacia zonas donde pueda ser almacenada. Esta acción supone el aprovechamiento del agua que circula por los márgenes de la vía en una zona donde la lluvia horizontal está presente en gran parte del año. 


Curbelo recuerda que se trata de unos trabajos que han ocasionado el corte intermitente de la vía por varias horas, situación que podría volver a repetirse antes de la finalización de las obras, por lo que  pide paciencia a los conductores por las molestias derivadas de la obra.