Buscar
22:35h. lunes, 28 de septiembre de 2020

El Cabildo dota de material preventivo a todos los centros sociosanitarios de la isla

La Institución inicia una nueva distribución con más de 7.000 guantes, 2.000 mascarillas, monos de protección, calzas, lejía, gafas, pantallas y geles hidroalcohólicos 

Los centros asistenciales de La Gomera - residencias de mayores, centro de diversidad funcional y centro de menores - reciben, a partir de este miércoles, una nueva dotación de material preventivo adquirido por el Cabildo para atender las necesidades de atención y bienestar de sus usuarios. La medida está incluida en el programa de lucha contra la expansión del COVID-19, puesto en funcionamiento desde la declaración del Estado de Alarma. 


Los residentes en estas infraestructuras públicas, especialmente los mayores, están en la franja de edad con mayor riesgo de impacto del virus, pues su desarrollo se hace más grave en pacientes con más de 65 años que tengan patología cardiovascular previa. En este sentido, el presidente insular, Casimiro Curbelo, aseguró que se prioriza las dotaciones a estos centros, asegurando con ello un funcionamiento con garantías de seguridad, tanto para usuarios, como para el personal. 


Explicó que el refuerzo de material alcanza a la totalidad de centros de titularidad insular y también municipal. En total distribuyen 7.000 guantes y calzas, 3.700 cofias, 2.400 mascarillas, acompañadas de monos, gafas, pantallas, geles hidroalcohólicos y lejía. “Cada uno recibirá una dotación acorde a la dimensión y servicios que prestan”, puntualizó Curbelo. 


Gestión de residuos


Entre el material se incluyen contenedores para la correcta gestión de los residuos en los centros, de tal forma, que cumpliendo con los protocolos establecidos por el Ministerio de Sanidad, cada habitación contará con este dispositivo, dotado de tapa y pedal de apertura, asegurando su uso sin necesidad de ser manipulado directamente. 


Habitaciones de aislamiento


La Institución insular ha dado instrucciones para que los centros garanticen la habilitación de espacios de aislamiento. La propuesta se plantea en base a las recomendaciones de los protocolos, que determinan la funcionalidad de estas localizaciones en las propias instalaciones con el fin de atender a posibles casos de cuarentena.