Buscar
16:58h. Domingo, 19 de Agosto de 2018

El Cabildo licita la mejora del acceso a Valle Gran Rey con una inversión de 4,4 millones de euros

Los trabajos incluyen la rehabilitación del pavimento, la instalación de nueva señalización, la adecuación de zonas de aparcamientos, construcción de muros y cunetas, además de mejoras en la accesibilidad para peatones

El Cabildo de La Gomera saca a licitación las obras de mejora y adecuación de la GM-1 en el acceso al municipio de Valle Gran Rey, entre la zona de Acardece y la rotonda de El Mago, incluyendo el acceso a La Playa en la CV-8. Un proyecto que cuenta con una inversión total de 4.414.744,40 euros.


El presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, explicó que esta actuación responde a una obra prioritaria con la que se dará salida a los problemas de seguridad, adecuación del pavimento y otras mejoras que facilitarán el tránsito de vehículos y peatones por una de las vías estratégicas de la Isla. 


En este sentido, recordó que los trabajos incluyen la rehabilitación y restitución del pavimento, así como la reposición de la señalización, además de la construcción de muros y cunetas en varios tramos, al igual que el saneamiento de aquellas que ya existen. “Se trata de un proyecto en el que también se recoge la adecuación de las zonas aledañas al Mirador de Las Retamas en Arure, donde se creará un espacio de aparcamientos y el acceso a la infraestructura, así como la adecuación del acceso al Túnel de Arure”, añadió. 


La inversión también prevé actuaciones de mejoras pluviales en la zona de El Llano, entre las calles El Mantillo y Borbalán, hasta la rotonda de El Mago, en el acceso a Vueltas.  


En cuanto a la seguridad, el consejero de carreteras, Aníbal González, avanzó que está previsto la sustitución de las barreras que discurren por el lateral de la GM-1 hasta la Casa de La Seda, además de la ejecución de los trabajos de reforma de la parada de guaguas cercana al CEIP El Retamal, donde se creará una acera de 1,5 metros y se instalarán barandillas para minimizar los problemas de seguridad en esta zona. 


“La eliminación de barreras arquitectónicas a lo largo de la vía para permitir el cruce de personas con dificultades de movilidad o que hagan uso de sillas de ruedas es otra de las medidas que contempla este proyecto”, destacó González, quien adelantó la creación de aparcamientos para personas con movilidad reducida en varios puntos del trazado.