Buscar
03:10h. Jueves, 19 de septiembre de 2019

Cáritas Diocesana de Tenerife asume el proyecto de atención a personas mayores dependientes en San Sebastián de La Gomera

El proyecto tiene como objetivo proporcionar un servicio de carácter preventivo y rehabilitador para personas mayores en situación de vulnerabilidad

 

Cáritas Diocesana de Tenerife asumirá en San Sebastián de La Gomera el proyecto de atención “Santa Luisa de Marillac” de la congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, destinado a personas mayores dependientes. Se trata de un servicio de atención especializada e integral para personas mayores con un grado entre leve y moderado de deterioro físico y/o cognitivo, cuyo objetivo es proporcionar un servicio de carácter preventivo y rehabilitador.

En este sentido, el proyecto no sólo está concebido para ayudar a las personas que acudan a él, sino para mantener su independencia y autonomía, ofreciendo también la oportunidad de crear lazos afectivos, sentirse acompañadas y aumentar su participación social sin perder el contacto con su entorno habitual.  El servicio tiene un horario de 10 a 16 horas, de lunes a domingos. 

El proyecto supone darle continuidad al servicio que ya venían ofreciendo las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en la Isla, con personas mayores que, aunque no carecen de lo materialmente necesario para vivir, sí que tienen múltiples dificultades, tanto por su edad como por la soledad añadida en muchos casos. Así,

Cáritas Diocesana de Tenerife considera significativo que la comunidad cristiana se manifieste sensible con la soledad de las personas mayores y genere una actitud y una actividad que alivie y supla esta carencia, ayudando a los mayores en sus múltiples necesidades sociales, culturales y espirituales. La Comunidad de Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en San Sebastián de La Gomera, Cáritas Arciprestal y el Ayuntamiento de la Villa han venido colaborando desde 2015 en la atención a personas mayores en situación de vulnerabilidad, en los locales destinados a comedor de lo que fue residencia de ancianos en la Plaza de la Constitución de la capital gomera. En dicha labor participan además desde febrero de 2017 personas voluntarias de la parroquia.

El proyecto “Santa Luisa de Marillac”, que tiene una capacidad para 15 personas (ampliable a 20 en una segunda fase), está coordinado por una religiosa de la congregación, aunque el peso fundamental del proyecto lo llevan a cabo los agentes de pastoral socio-caritativos de la zona, que son acompañados por el delegado de Cáritas de La Gomera y la superiora de la Caridad en la Isla. Las personas mayores pueden acceder al proyecto mediante derivación de los Servicios Sociales o acudiendo directamente. Deben tener tramitada o en tramitación la valoración de la dependencia.

Cáritas Diocesana de Tenerife lleva más de dos décadas trabajando con el colectivo de las personas mayores en la provincia. El año pasado, 118 personas se beneficiaron de la atención de los centros diurnos para mayores y otros servicios especializados para este colectivo, siendo ésta una de las líneas de acción de la institución eclesial, que apuesta por el envejecimiento activo, incluso de aquellas personas en mayor situación de vulnerabilidad social. En este sentido, en septiembre de 2016 se puso en marcha un proyecto pionero de acompañamiento en domicilio para personas mayores que pasan mucho tiempo solas o viven en soledad. Dicho proyecto, desarrollado por voluntariado, acompañó en 2017 a 17 personas del municipio de Santa Cruz de Tenerife.