Buscar
20:32h. Jueves, 21 de Septiembre de 2017

Clavijo y Curbelo califican de “oportunidad para el desarrollo de La Gomera” la aprobación de la Ley del Suelo

Fernando Clavijo afirmó que la nueva norma protegerá el sector primario de la Isla y favorecerá su desarrollo hacia actividades complementarias y Casimiro Curbelo subrayó la necesidad de una Ley que elimine burocracia e impulse la competitividad de la economía insular.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, participaron en una mesa de trabajo sobre la Ley de Suelo con los alcaldes de la isla y representantes de las asociaciones de empresarios.
 
Durante la jornada, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, afirmó que la nueva Ley del Suelo será “una oportunidad para el desarrollo de la Isla, ya que permitirá diversificar la actividad y el crecimiento económico y, por lo tanto, la creación de empleo”.
 
Según explicó el presidente del Ejecutivo canario, el nuevo texto se convertirá en un excelente instrumento de crecimiento, ya que se ha elaborado con dos objetivos fundamentales: eliminar la burocracia y, por lo tanto, acelerar tanto el planeamiento como su desarrollo, facilitar la gestión del suelo; y hacer a Canarias más competitiva al hacer factible la implantación de actividades que generen valor añadido.
 
Fernando Clavijo explicó que la principal característica de esta norma es que blinda el suelo rústico, uno de los de mayor importancia para una isla como La Gomera. “La ley del Suelo se ha elaborado desde la realidad de cada una de las islas, desde el debate y desde la búsqueda de puntos de encuentro para que tuviera en cuenta las características de cada una de las islas que conforman Canarias”. “Esta ley defiende algo tan importante para el archipiélago como es la conservación y la sostenibilidad, al mismo tiempo que facilita el progreso de la sociedad”, añadió.
 
Sobre el suelo agrario, Clavijo explicó que esta ley no solo lo conserva sino que lo protege y ofrece la posibilidad de establecer actividades que complementen la renta del agricultor o ganadero. Junto a ello, fomenta las actividades industriales y las de valor añadido. “El texto intenta acabar con la rigidez de la normativa actual y deja decidir a cada isla para que ajuste su modelo de desarrollo a sus características”, resumió.
 
Por su parte, el presidente insular, Casimiro Curbelo, apuntó que la aprobación de la nueva norma será un paso más hacia la diversificación del tejido productivo de La Gomera, ya que abre la puerta al fomento de actividades que hasta ahora se veían limitadas. De esta forma, expuso la lucha contra el abandono de las tierras de cultivo como uno de los ejemplos más claros. “La Ley de Suelo nos dará instrumentos para implantar actividades vinculadas al sector primario que hagan de éste una herramienta generadora de empleo y riqueza”, destacó.
 
Curbelo detalló que los agricultores y ganaderos esperan una Ley que termine con la falta de respuesta a las necesidades de sus actividades y que permita, entre otras cuestiones, la legalización de explotaciones ganaderas; ofrecer soluciones a las iniciativas públicas o privadas que quieren incentivar el sector, y dar respuesta a los problemas de comercialización y producción de los productos agropecuarios.
 
“Lo que necesitamos es ser más competitivos; eliminar burocracia; y dar mayor agilidad y eficacia a las iniciativas que busquen lo mejor para nuestra tierra”, indicó el presidente gomero, antes de añadir que nuevas figuras como la de los Proyectos de Interés Insular permitirán “dar respuesta en tiempo y forma a situaciones no previstas en los planeamientos municipales y posibilitar el fomento de actuaciones de interés general para la isla”, reiteró.
 
Lo que persigue la Ley, en definitiva, es beneficiar las actividades que puedan emprenderse. “Hasta ahora, era imposible que una bodega tuviera asociado un negocio de restauración, una vez aprobada la Ley y según los parámetros establecidos para que la actividad agraria siga siendo la principal, los agricultores y ganaderos podrán diversificar sus ingresos y no sufrir tanto ante los vaivenes propios de la actividad al mismo tiempo que completan la oferta turística de un territorio eminentemente rural como el de La Gomera”, remarcó
 
“Uno de los sectores con los que más hemos trabajado la norma es precisamente con el primario, cuyos representantes han destacado la necesidad de la puesta en marcha de aspectos como las facilidades para la realización de obras de mejora sin necesidad de esperar un tiempo indeterminado; las clasificación de instalaciones provisionales, mucho más flexible para facilitar la actividad; o la posibilidad de aumentar la superficie dedicada al sector primario”, remarcó el presidente.
 
Fernando Clavijo y Casimiro Curbelo coincidieron al subrayar la necesidad de este texto para islas como La Gomera, ya que, complementada con la llamada Ley de las Islas Verdes, ofrecerá posibilidades de desarrollo a territorios que han visto en los últimos años como se estancaban por diversos factores.