Buscar
04:48h. Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Comienza la impermeabilización de los principales depósitos de agua de San Sebastián de La Gomera

Unos trabajos con los que se calcula ahorrar 143.226 m3 de agua al año, además de ampliar la capacidad de reserva con la que cuenta la capital 

Este pasado lunes han comenzado los trabajos de impermeabilización de los principales depósitos de almacenamiento de San Sebastián de La Gomera. Una actuación incluida en el Fondo de Cooperación Municipal, que ejecuta el Cabildo Insular con la cooperación de los Ayuntamientos, y que permitirá mitigar una parte importante de las pérdidas que presenta la red de abastecimiento de agua potable de la capital gomera. 

En este sentido, los trabajos se centran en los depósitos de La Hoya II, La Gallarda y Sardina en donde, por razones de rapidez en la instalación y de reposición del servicio, se utilizarán láminas de PVC flexibles que garantizan la durabilidad. Una medida con los que se calcula ahorrar 143.226 m3 de agua portable al año. 

La concejala de Obras y Servicios del Ayuntamiento, Iria Mesa, adelantó que “estas actuaciones permitirán, además de reducir las pérdidas, poner en funcionamiento una cámara adicional, de 3.500 litros, que incrementará las reservas de agua potable con las que contará el municipio”.

Asimismo, adelantó que los trabajos podrán conllevar cortes puntuales del suministro en la red, que serán avisados por antelación por los medios de comunicación y que se intentará que afecten lo mínimo posible a los usuarios. 

A continuación, se iniciarán los trabajos para conectar a las viviendas la nueva red de agua potable en el barrio de El Molinito, que se encuentra actualmente entre las zonas con mayores pérdidas junto con La Gallarda, la Avenida José Aguiar y La Lomada. Unas zonas que, al margen de disponer de cañerías antiguas, se encuentran sometidas a niveles de presión muy elevados lo que, sin duda, contribuye a la proliferación de fugas. Por este motivo, se contempla la instalación de reductores de presión en determinados puntos de la red.

Finalmente, recordó que ya han dado comienzo los estudios de localización de fugas en las principales zonas de abastecimiento, con especial atención a aquellas en las que se han registrado los mayores niveles de pérdidas y averías.