Buscar
19:59h. domingo, 19 de septiembre de 2021

Curbelo confía en que la optimización en la gestión de residuos permita ampliar la vida útil del nuevo vaso de vertidos

Comienzan las obras de la nueva celda de vertidos del Complejo Ambiental de El Revolcadero

Los trabajos contemplados en el proyecto cuentan con un año de plazo de ejecución, con un presupuesto de 6.571.730,13 euros
Casimiro Curbelo y José Antonio Valbuena en el Complejo Medioambiental de El Revolcadero
Casimiro Curbelo y José Antonio Valbuena en el Complejo Medioambiental de El Revolcadero

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha iniciado las obras de la nueva celda de vertido del Complejo Ambiental El Revolcadero, en la isla de La Gomera. Estas actuaciones tendrán un importe global de 6.571.730,13 euros y se desarrollarán hasta el 30 de noviembre de 2022, con la posibilidad de prórroga bajo acuerdo del Departamento regional.

El objetivo de este proyecto es buscar una solución a la capacidad de carga de la actual celda, que se encarga de la gestión integral de 14.000 toneladas anuales y se encuentra cerca de superar su límite de vertido, con el consecuente daño ambiental que supondría para el entorno.  

El responsable del Departamento autonómico, José Antonio Valbuena visitó hoy dichas instalaciones acompañado por el presidente insular, Casimiro Curbelo; el viceconsejero regional de Transición Ecológica, Miguel Ángel Pérez; el director general autonómico de Medio Ambiente, José Domingo Fernández, el alcalde de San Sebastián de La Gomera, Adasat Reyes, y el consejero de Sostenibilidad, Héctor Cabrera. 

Por su parte, Casimiro Curbelo apuntó a que la fragilidad del territorio insular, así como su condición de Reserva de la Biosfera, coloca esta actuación dentro del marco de prioridades de la Institución, porque “la óptima gestión y tratamiento de los residuos nos permite avanzar en la consecución de los objetivos de sostenibilidad, más allá de la vertiente energética”. 

Asimismo, Curbelo señaló que La Gomera debe seguir apostando por dimensionar la recogida selectiva, con el fin de dotar a los residuos de una segunda vida útil mediante su reciclado, reduciendo así la cantidad de basura vertida al vaso y poder alargar su capacidad de uso, inicialmente prevista para un período de doce años. “Nuestra meta ahora está en alargar este periodo, para lo que hay que apelar no sólo al reciclaje, sino también a la reducción del volumen de residuos que generamos”, añadió.

Valbuena destacó que esta obra, financiada en su totalidad por el Gobierno de Canarias, “atenderá las necesidades de más de 23.000 gomeros, y nos permitirá continuar en la senda de la economía circular, para convertir a La Gomera en la primera isla 100% sostenible en todas y cada una de sus facetas”. 

En este sentido, añadió que las políticas de economía circular han llegado para quedarse y avanzó que, próximamente, se presentará el Plan Integral de Residuos de Canarias, que va a suponer mayores exigencias desde el punto de vista del reciclaje y la recuperación. 

El proyecto, encargado a la empresa pública Tecnologías y Servicios Agrarios (TRAGSATEC), se desarrollará en el Complejo Ambiental El Revolcadero y su entorno, en el término municipal de San Sebastián de La Gomera, e incluirá intervenciones como el sellado del vertedero actual, el encauzamiento de aguas del vertedero actual, la ejecución de la nueva celda de vertido y otras medidas protectoras, correctoras y preventivas contempladas en estas instalaciones. 

Para la ejecución de este proyecto se han establecido los planes de emergencia y los procedimientos y medidas necesarias para reducir, prevenir y, en su caso, controlar cualquier tipo de incidente, como el incendio registrado en 2017 en dicha instalación, garantizando así la protección de los trabajadores y del entorno natural inmediato a la celda.