Buscar
11:44h. sábado, 05 de diciembre de 2020

Curbelo destaca el marcado carácter inversor de los presupuestos para las islas no capitalinas

El portavoz de ASG resalta la importancia de los presupuestos para iniciar la recuperación y detalla que islas como La Gomera reciben más de 46 millones de euros para proyectos vinculados con infraestructuras públicas, sostenibilidad, dinamización comercial, educación y sanidad

El portavoz de Agrupación Socialista Gomera (ASG) en el Parlamento de Canarias, Casimiro Curbelo, ha destacado, este martes, el carácter inversor de los presupuestos de la Comunidad Autónoma para La Gomera y el resto de islas no capitalinas. “Son unas cuentas que se equiparan proporcionalmente a cada territorio, atendiendo a sus realidades sin dejar atrás a los más vulnerables”, afirmó. 

Para Curbelo, los presupuestos que inician su trámite parlamentario son “una pieza clave ante un futuro marcado por las consecuencias socioeconómicas de la pandemia”, por lo que “dedican gran parte de sus recursos a atender las políticas sociales, la sanidad y la educación, tres ejes vertebradores de la sociedad, que demandan más medios humanos y materiales”. 

Insistió en el “realismo” que presentan los presupuestos, especialmente, en lo relacionado con la inversión en cada isla. En este sentido, hizo hincapié en la equilibrada distribución de los recursos, atendiendo a la realidad de Canarias, sin dejar al margen a las islas no capitalinas. 

Inversiones para La Gomera

Curbelo avanzó algunos de los proyectos incluidos en los 46 millones de euros que prevén las cuentas para La Gomera. Entre ellos, destacó la vía entre Paredes, Alajeró, Aeropuerto; la variante de Vallehermoso; Degollada de Peraza - San Sebastián; y la ampliación del Puerto de Playa de Santiago. Además de los recursos dispuestos para mejoras en redes de riego en Hermigua; el encauzamiento del Barranco de La Concepción; el acondicionamiento de la infraestructura hidráulica de conducción y estación de bombeo desde Guarimiar e Igualero; el trasvase de Acanabre y red de riego de Alajeró;  saneamiento y depuración de aguas en Valle Gran Rey; la construcción de una planta desaladora; la creación de un nuevo vaso de residuos en El Revolcadero y una subvención al Cabildo insular para el desarrollo del proyecto de adaptación y mitigación climática en el norte de La Gomera. 

Las cuentas recogen recursos para la dinamización comercial y turística con mejoras en el Mirador de Abrante; el de César Manrique, en Valle Gran Rey; la creación del Centro de Interpretación del Queso y el Pastoreo en Alajeró; la rehabilitación del albergue de El Cedro; la actuaciones para la creación del Museo de Los Ayala; la culminación del mirador de Juan Rejón, así como el Plan de Dinamización Turística del Norte de La Gomera y el programa de Desarrollo Turístico de las Islas Verdes. 

Simplificación para garantizar las inversiones 

Una vez más incidió en que el problema no radica en la disposición de recursos sino en la gestión de los mismos. “Tenemos que hacer la tarea para simplificar las cargas burocráticas y ello depende de la modificación de determinadas leyes, como la de contratos del Estado, además de otras normas a nivel regional, que son esenciales para eliminar los cuellos de botella”, destacó. 

Al respecto, mostró su preocupación porque los proyectos previstos lleguen a tiempo y Canarias garantice el gasto de los recursos que irán en beneficio de los ciudadanos. “Con la estructura actual que tiene la Administración será muy difícil, por lo que tenemos que ser capaces de contar con los medios humanos necesarios en los diferentes departamentos que hagan frente a la enorme carga burocrática y en ese camino estamos trabajando”, subrayó.