Buscar
18:27h. viernes, 22 de octubre de 2021

Curbelo: “El romancero ha encontrado en La Gomera su reducto de vida”

El presidente insular, Casimiro Curbelo, estuvo presente en el acto de entrega de la Medalla de Oro de Canarias 2021, celebrado en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife
Guadalupe Torres, Casimiro Curbelo, Diego Chinea y Rosa Elena García
Guadalupe Torres, Casimiro Curbelo, Diego Chinea y Rosa Elena García

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, y la consejera de Cultura, Rosa Elena García, participaron, este domingo, en el Acto Institucional de la entrega de Premios Canarias y Medallas de Oro que el Gobierno de Canarias otorga cada 30 de mayo, y que en esta ocasión reconoce al Romancero de La Gomera. 


En el transcurso de la jornada, recordó el arraigo que esta manifestación cultural tiene en la isla y la conservación alcanzada gracias a la tradición oral que ha ido pasando de generación en generación, y que se plasmó con la participación de Diego Chinea y Guadalupe Torres, quienes representaron a la sociedad gomera en el acto.


“El romancero ha encontrado en La Gomera su reducto de vida. No hay celebración en la isla en la que el romance no esté presente. Una muestra de la riqueza que ha aportado a la cultura gomera, especialmente, marcada por la labor que han ejercido los gomeros y las gomeras con el paso del tiempo, siendo auténticos mantenedores de esta tradición”. Por este motivo, destacó el reconocimiento otorgado en el Día de Canarias y que, sin duda, sirve para afianzar sus singularidades y seguir avanzando en la investigación sobre este fenómeno, a través de las universidades canarias y reconocidos expertos como Maximiano Trapero. 


El Romancero Gomero es uno de los legados de carácter cultural y etnográfico más destacados de la isla y, desde hoy, de Canarias, tratándose de una de las mayores recopilaciones de romances que existen de habla hispana. Desde el siglo XVI, los romances incluidos en el Romancero Gomero permanecen vivos e inalterados, convirtiendo a la isla en uno de los lugares más importantes en cuanto a la conservación y pervivencia del romancero tradicional, y que a día de hoy sigue nutriéndose con el paso de los años. 


Así lo describe el reconocido catedrático Trapero, quien fue el primero en plasmar por escrito los romances de La Gomera que, durante siglos, sobrevivieron gracias a la transmisión oral entre generaciones como herramienta de traspaso de lecciones de vida. A esta pervivencia ha contribuido el Baile del Tambor, otra de las manifestaciones culturales más extendidas en La Gomera y fuertemente vinculada al Romancero Gomero en el contexto de las fiestas populares de la isla.


El Romancero Gomero se suma al palmarés de la Medalla de Oro de Canarias otorgada a figuras gomeras, como ya lo fue en 2019 el Ramo de Arure, las loceras de El Cercado en 2018 y los guaraperos en 2017.