Buscar
20:18h. domingo, 19 de septiembre de 2021

Destrozan uno de los Siete Chorros de la fuente de Epina

Otro acto de vandalismo contra el patrimonio etnográfico de La Gomera
240281791_4339612839418060_4382393359951562478_n

Incredulidad e indignación, es lo que muestran muchos usuarios de la Red Social Facebook  en relación a la publicación de una fotografía en la que se muestra la rotura de uno de los siete chorros de la emblemática Fuente de Los Chorros de Epina, perteneciente a la localidad norteña de Vallehermoso en La Gomera.

Según se aprecia en la foto de la Publicación en la Red Social, algún desaprensivo ha roto uno de los siete caños de la señalada fuente, hecho que ha indignado a muchos usuarios que piden, entre otras cosas, mayor vigilancia e importantes sanciones económicas para quienes no sean capaces de visitar estos lugares sin dejar "rastro" de su paso.

Esta conocida Fuente de la que penden siete chorros, ha estado relacionada con la leyenda en la que para conocer el futuro amoroso de quien la visita, este debe beber de el agua pura que brota de las entrañas de la montaña adyacente y que mana en el lugar fluyendo  a través de siete chorros de madera de brezo (Erica arborea).

Además, algunas voces locales narran que las aguas de Epina poseen poderes curativos de los que beneficiarse pero siguiendo un orden para conseguirlo. Así, los hombres deben beber de los chorros impares y las mujeres de los pares (siguiendo un orden de izquierda a derecha). Solo así sus propiedades curativas tendrán efecto. Pero además, si eres mujer y quieres quedarte embarazada bebe solo del séptimo, de áquel que bebían las antiguas brujas de La Gomera.

También cuenta la leyenda que “si bebes de los 7 caños, te casas en 1 año”. Amor, salud y fortuna concentrados en las aguas de los Chorros de Epina. Una última historia cuenta que las señoras de Vallehermoso enviaban a sus criadas a coger agua del milagroso manantial. Una larga caminata. Para evitar cualquier engaño, pedían que trajeran una hoja del único aderno (Heberdenia excelsa) de la isla situado en la zona. Prueba inequívoca de que el agua verdaderamente fue tomada de la fuente de Epina.

El número de chorros ha aumentado con el paso del tiempo. Antiguamente no eran siete sino cuatro los que formaban los Chorros de Epina. El primero de ellos proporcionaba salud, el segundo amor, el tercero riqueza y sobre el cuarto no hay referencia, aunque parece ser que pudiera atribuir el don de la alegría y la poesía. Actualmente son lugar de visita obligatoria en un viaje a La Gomera.