Buscar
00:03h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

El Diario.es, ofrece como Playa Nudista a "La Caleta en Hermigua

Las Playas de, Tapahuga, del Medio, Playa de Chinguarime, Playa Suárez, El Guincho, La Roja y la Caleta en Hermigua; son señaladas en el Diario.es, como Playas nudistas de La Gomera. 

El Diario.es. Canarias lidera el ranking de playas nudistas de España. Más de un tercio de los espacios costeros del Archipiélago cuentan con ‘tradición naturista’ aunque, como comentamos siempre que hablamos de este tipo de playas, el nudismo no está prohibido en ningún lugar de la geografía española y, por lo tanto, cualquier playa puede ser nudista.

A diferencia de lo que sucede con las otras islas, La Gomera, La Palma y El Hierro no tienen grandes arenales. Aquí se imponen las pequeñas calas y las playas de arena oscura que se forman en las desembocaduras de los barrancos. En este sentido, La Gomera gana por goleada con una oferta de espacios no textiles consolidada a lo largo de los años, mientras que en La Palma y El Hierro empiezan a formarse núcleos de tradición naturista en los últimos años. Aquí te mostramos el listado completo para terminar la guía de playas nudistas de Canarias.

La Gomera

La Gomera es un verdadero paraíso para los amantes del naturismo: por calidad y por cantidad. La mayoría de las playas naturistas gomeras son calas enclaustradas por la desembocadura de los barrancos. Verdaderos escenarios naturales que realzan su valor. Aguas tranquilas al sur y movidas al norte.

Playa de La Guancha (Acceso desde LG-2): a dos pasos de San Sebastián de La Gomera pero con un tanto de aventura para llegar. La Guancha es un playón de casi 500 metros de longitud constituida por bolos y grandes manchas de arena negra. Y con un entorno espectacular totalmente virgen. Es una de las mejores playas de Canarias para los amantes del nudismo que, pese a la cercanía con la capital, suele estar tranquila, limpia y muy poco ocupada.

Playa de El cabrito (Acceso a pie desde la Playa de La Guancha o en barco): Aguas tranquilas 450 metros de playa de bolos y arena negra y un vergel a las espaldas en un lugar a dónde sólo se puede acceder a pie o en barco desde el cercano puerto de San Sebastián. El cabrito es uno de los lugares más bonitos de la costa de La Gomera y también un buen sitio para pasar un par de días ya que hay un alojamiento rural de primera a los pies de la playa.


Las Calas del Sur (Acceso por Calle Playa Santiago. A pie desde Playa del Medio y/o El Cabrito o en barco): El paraíso. Entre El Cabrito y Playa Santiago se localiza una sucesión de pequeñas playas que son un verdadero maná para los amantes del naturismo. El acceso a la Playa de Tapahuga y Playa del Medio se hace a través del coche y para acceder al resto hay que ponerse a andar o ir en barco.

Esta parte de la costa gomera es, junto a Cabo de Gata , de los lugares que más nos gustan para practicar el naturismo. Un sendero corto nos permite llegar hasta la Playa de Chinguarime y a partir de ahí hay que sudar un poco más para acceder a Playa Suárez, El Guincho y La Roja. En todos los casos se trata de calas situadas en la desembocadura de barrancos con superficies que alternan bolos, grava y arena negra.

Playa de Argaga (Acceso: Pista desde la Calle Vueltas –Valle Gran Rey-): Otra maravilla gomera. Esta playa la descubrimos por casualidad andando sin rumbo desde el puerto de Valle Gran Rey. Medio escondida, la pequeña bahía de Argaga termina en una playa de más de 250 metros de callaos y arena negra situada en un entorno que alterna lo virgen y lo rural. Muy cerca de Argaga se encuentra la Playa de Las Arenas a la que se accede a pie y que, al igual que sucede con la primera, es muy frecuentada por naturistas. Pese a la facilidad de acceso, estas dos playas son muy poco frecuentadas.

Playa del Inglés (Acceso: Carretera Playa del Inglés –Valle Gran Rey-): Mito hippie y, según los más prestigiosos periodistas de viaje, una de las playas más sorprendentes de Canarias. Y damos fe de ello. Playa de arena negra finísima con más de 300 metros de longitud y situada a los pies de un impresionante acantilado. Cuenta con servicio de limpieza, fácil acceso y está a apenas dos kilómetros del núcleo turístico de Valle Gran Rey. Más allá de su tradición nudista, El Inglés es un lugar especial. Las puestas de sol son sencillamente sublimes.

La Caleta de Hermigua (Aceso: Pista desde Playa de Hermigua –Calle Santa Catalina-): Es la única playa de tradición naturista en la costa norte de la isla. Pequeña cala de 250 metros que alterna bolos de pequeño tamaño, grava y arena oscura. Está en un entorno poco urbanizado, pero aún así cuenta con servicios de limpieza y duchas. El oleaje suele ser de moderado a fuerte al contrario de lo que sucede en las playas del sur, pero aún así es un lugar digno de visitarse. Las vistas sobre la vecina Tenerife son espectaculares.

La Palma

La Isla Bonita se está incorporando poco a poco a sumar nuevos espacios para el naturismo. Para la elaboración de este listado nos hemos apoyado en la página de Nudistas de La Palma que nos ha descubierto un par de lugares que no teníamos localizados.


Playa de Los Tarajales (Acceso Puerto de Tazacorte): Este espacio se ha sumado recientemente y es la primera de las grandes playas nudistas ‘oficiales’ del litoral palmero con la ventaja añadida de ser un espacio urbano, lo que suma una gran cantidad de servicios de restauración y hotelería. La zona nudista de Los Tarajales se sitúa al sur de la desembocadura del Barranco de Tenisca, ocupando toda el área que se ha formado por la ampliación del puerto (más de 400 metros de longitud). La superficie alterna bolos de mediano tamaño, grava y algunos manchones de arena que poco a poco van asentándose. Muy cerca de la playa se encuentra el La Palma Sun Nudist, primer alojamiento naturista de la isla.

Playa de los Guinchos (Acceso desde LP-2; Breña Baja): Esta no la conocíamos y parece que se está poniendo de moda y, es más, se está convirtiendo en un magnífico ejemplo de la convivencia entre naturistas y textiles. Pequeña cala de arena negra y grava de poco más de 100 metros de longitud situada a pocos kilómetros de la urbanización turística de Los Cancajos y de la capital de la isla, Santa Cruz de La Palma .

Playa de Las Monjas (Acceso LP 213 desde Tazacorte): Es la veterana de las playas nudistas palmeras. Se trata de una pequeña cala enclaustrada entre campos de plataneras a poca distancia de la Playa de Puerto Naos. Apenas cuenta con 50 metros de longitud y la anchura media es de unos 10 metros. La ventaja de este lugar es que es muy poco frecuentada por lo que es habitual estar completamente solo.

El Hierro

En la isla más pequeña del archipiélago no hay, de manera oficial, espacios destinados al naturismo aunque hay dos playas dónde se practica de manera habitual y frecuente el nudismo. A diferencia de lo que sucede con otras islas del Archipiélago, las costas de El Hierro dan pocas opciones para acercarse al mar y la abundancia de lugares se sustituye aquí por espectaculares charcones, pequeñas calas y un par de grandes playas . Los lugares de tradición naturista de la isla son la Playa de El Verodal (oeste) y un pequeño espacio de la Playa de Puerto Naos muy cerca de La Restinga (extremo sur).


Playa de El Verodal (Acceso por HI-500 desde La Frontera): En los listados oficiales no aparece como nudista, pero en la práctica es frecuentada por naturistas que se suelen concentrar en su extremo sur. Pese a no tener más de 150 metros de longitud (con una anchura media que ronda los 10 metros), es la playa más grande de la isla. Cuenta con aparcamiento y con servicio de limpieza. En su contra juega el oleaje, pero a favor su gran belleza. Su arena es roa y se sitúa justo debajo de los cantiles que dominan la costa oeste herreña. Los atardeceres son espectaculares. Es uno de los mejores lugares para la práctica del surf.

Playa de Puerto Naos (Acceso a pie o en barco desde La Restinga. Acceso difícil): Playa de piedras de unos 200 metros de longitud situada en plena reserva del Mar de las Calmas. El acceso se hace a pie desde la vecina La Restinga –muy difícil- o en barco. Se trata de una playa totalmente virgen sin ningún tipo de servicios aunque la recompensa es un entorno totalmente natural y aguas tranquilas y llenas de vida. Nosotros fuimos y compaginamos una jornada de sol y baños con un par de horas de snorkeling.