Buscar
06:05h. lunes, 01 de junio de 2020

La estancia turística en La Gomera se reduce 2 días por falta de conexiones internacionales

ASG argumentó en el Parlamento que se deben mejorar y completar comunicaciones y dotaciones de infraestructuras y espacios públicos para fidelizar a los visitantes y asegurar los beneficios

“Si queremos seguir disfrutando de las actuales cifras de visitantes en nuestras islas es fundamental mejorar y completar comunicaciones y dotaciones”, argumentó en el Parlamento Jesús Ramos, diputado de Agrupación Socialista Gomera (ASG), antes de exponer que la estancia turística en La Gomera se reduce 2 días por falta de conexiones internacionales.
 
Jesús Ramos aludió a la falta de enlaces con el exterior y la consiguiente obligación que tienen los visitantes de ajustarse a los horarios de barcos y aviones que enlazan con territorios como La Gomera y El Hierro, y aseguró que el resultado es la pérdida de pernoctaciones tanto a la llegada como a la salida.
 
“Para un establecimiento alojativo con un precio de 60 euros por noche y diez reservas  por semana la referida pérdida se traduce en 57.600 euros anuales que se dejan de ingresar y que en empresas pequeñas, como las que en su mayor parte operan en La Gomera, equivalen a la posibilidad de pagar salarios  dignos, por ejemplo, a las camareras de pisos”, explica el representante de ASG.
 
En consecuencia, el diputado preguntó al a consejera regional e Turismo si tiene algún Pan para intentar compensar los inconvenientes que ocasionan la falta de vuelos con el exterior, que de momento no son posibles.
 
Ramos apostó por el acondicionamiento y remodelación de las infraestructuras turísticas, además de mejorar los accesos que conducen a las mismas. “No hablamos de hacer nuevas vías, sino de completar las existentes y garantizar la seguridad de residentes y visitantes”, dijo para después recordar que en Canarias hay municipios como Valle Gran Rey donde se carece hasta de una plaza pública o una avenida marítima.
 
Se refirió, asimismo, a la importancia de mantener la red de senderos y modernizar las instalaciones, velando siempre por la sostenibilidad, o la mejora de los servicios que se brindan, por ejemplo a quien opta por el ciclismo, a fin de favorecer el turismo activo y deportivo, que hoy representa el 10 por ciento de la facturación turística.