Buscar
07:27h. Viernes, 13 de diciembre de 2019

La Gomera, la isla con menos reclamaciones ante el Diputado del Común

La parlamentaria de ASG, Melodie Mendoza, destaca que la isla colombina sólo representa el 1 por ciento de las reclamaciones ciudadanas presentadas en 2015

“Es necesario un mayor entendimiento”, afirmó Melodie Mendoza, diputada de Agrupación Socialista Gomera (ASG), que participó en la Comisión parlamentaria de Gobernación, Justicia e Igualdad, en la que hoy se abordó el informe del Diputado del Común correspondiente a 2015.
 
La representante de ASG lamentó que sólo el 6 por ciento de la atención que se presta es telemática, pese a que en La Gomera, Fuerteventura, Lanzarote y El Hierro no hay más que un asesor por isla, y preguntó si “a pesar de la gran labor que sin duda realiza, ¿no le parece que se debería difundir y acercar más la oficina al ciudadano?”.
 
Melodie Mendoza insistió en la necesidad de corregir la falta de colaboración de algunas administraciones y, dado que hay ciertos patrones en las quejas o temas coincidentes, planteó la posibilidad de incrementar las acciones de oficio por parte del Diputado del Común.
 
Mostró su sorpresa, además, porque queden quejas vivas desde el 2011 y el hecho de que muchas administraciones no colaboren, tal y como se recoge en el capítulo séptimo del informe, donde se pone de manifiesto que las entidades obstruccionistas siguen subiendo.
 
La Gomera se mantiene

“Y pese a todo, el número de quejas por islas se mantiene más o menos estable; crecen en Tenerife y un año más La Gomera se mantiene como la isla con menos reclamaciones”, dijo para después destacar que la isla colombina registró menos del 1 por ciento del total de las demandas y ninguna de ellas relacionada con las áreas sociales, que son, con diferencia, las quejas que más han subido en nuestro archipiélago
 
“Los datos evidencian que debemos hacer más y mejor. En consecuencia, ASG  brinda una colaboración, que consideramos vital para avanzar en todo lo descrito e igualmente en asuntos como los puntos de encuentro familiar, el desamparo, los acogimientos o cualquier otro que pueda afectar a nuestros menores”, concluyó Mendoza.