Buscar
14:12h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018

Guagua Gomera muestra muy poca sensibilidad hacia las personas con movilidad reducida

Ninguna de las guaguas de la empresa pública dependiente del Cabildo Insular admite la entrada de sillas de ruedas.-Denuncia Sí Se Puede.

Sí se puede condena que Guagua Gomera muestre tan poca sensibilidad hacia las personas con movilidad reducida al no tener a disposición de las personas usuarias ningún vehículo que permita la entrada de sillas de ruedas. “Es inadmisible que una empresa pública dependiente del Cabildo Insular no haya dispuesto de vehículos que permitan su uso a personas con sillas de ruedas, eso habla muy mal de la sensibilidad que tiene la Institución con residentes y turistas que por sus problemas físicos hayan de utilizar una guagua del servicio de la empresa pública” declara Ada García, portavoz de la formación asamblearia.

Para Sí se puede “todo tipo de transporte público debería garantizar su uso a cualquier persona, con independencia de sus características o situación física o psíquica, siempre con las condiciones suficientes de seguridad, comodidad y eficacia, ofertando un número mínimo de plazas reservadas para para personas con movilidad reducida y plazas con sistemas de anclaje al suelo para sillas de ruedas y sistemas de entrada y salida (plataformas elevadoras, rampas...) destinados al acceso de dichas personas”.

De tal forma, para la formación de izquierdas, se perjudica seriamente las aspiraciones que dice tener el Cabildo Insular para que La Gomera sea un destino turístico inclusivo. “Desgraciadamente, y no solo por su complicada orografía, La Gomera es un territorio excluyente, no solo para turistas con problemas de movilidad, sino con las personas residentes que se mueven con sillas de ruedas. Las instituciones gomeras no han sido suficientemente sensibles con la accesibilidad por muchas leyes que obliguen a serlo” insiste García.

“Desde edificios públicos, como el Ayuntamiento de Valle Gran Rey, a instalaciones como miradores o equipamientos deportivos, pasando por playas y otros servicios, no cumplen con el mínimo del mínimo para que una persona, sea residente o turista, con dificultades de movilidad no se sienta excluida. “La Gomera para todos” suena bien como eslogan, pero eso no es así en absoluto, ni siquiera en algo tan relativamente sencillo como es en el servicio regular de guaguas” abunda la portavoz.

“Ni siquiera se piensa en estas situaciones cuando se adquieren y se presume de tener guaguas nuevas. Las personas en sillas de ruedas tienen todo el derecho a beneficiarse de las inversiones públicas, y no permitírselo es, además de excluyente, a todas luces insolidario” finaliza su intervención García.