Buscar
20:42h. martes, 07 de diciembre de 2021

Hermigua comienza a normalizar la recogida de Residuos Sólidos Urbanos

Los retrasos en la prestación regular del Servicio, viene motivado por las averías sufridas en ambos vehículos municipales y, que ha sido solventado por Gesplan, alquilando de manera temporal un vehículo con el que realizar la recogida. 
recogida-residuos-solidos-hermigua

El Ayuntamiento de Hermigua informó este lunes, 23 de agosto, acerca de las incidencias que se han venido produciendo en el servicio de recogida residuos sólidos urbanos, que se espera que queden totalmente normalizadas a finales de esta semana. Todo ello, coincidiendo con el aumento en los volúmenes de recogida que han llegado a alcanzar este mes los 14.000 kilos de basura en un mismo día, el triple de lo que viene siendo habitual.

Una prestación que lleva algo más de una semana con incidencias, al coincidir la avería de los dos vehículos de recogida con los que cuenta el municipio. Un hecho que se mitigó gracias a la rápida actuación de la empresa responsable del servicio, Gesplan, quien procedió a alquilar una unidad, además de la colaboración de otros Ayuntamientos, una práctica habitual entre administraciones cuando se dan este tipo de situaciones.

Por este motivo y para tratar de mitigar el problema, se reunían este lunes el Ayuntamiento con la empresa responsable del servicio, GESPLAN, con el objetivo de continuar redoblando esfuerzos para garantizar la recogida adecuada en todos los barrios de Hermigua, especialmente en un mes de agosto que registra una ocupación muy alta.

Asimismo, la previsión que maneja el Ayuntamiento es que a finales de esta semana ya esté disponible en el municipio una de las unidades averiadas, tras ser reparada en Tenerife, permitiendo así una vuelta progresiva a la normalidad y que, actualmente, está obligando a realizar un trabajo más intensivo por parte del personal responsable.

Finalmente, desde el Ayuntamiento se quiere hacer un llamamiento a los vecinos para que respeten los horarios y evitar depositar en los contenedores enseres o elementos relacionados con la construcción, evitando así las averías de los mecanismos de recogida y el coste que conlleva la reparación de los elementos.