Buscar
04:44h. Jueves, 18 de Octubre de 2018

Hermigua se supera en Lanzarote con Alexander Rodríguez

La fuerza y ganas de superación del Deportista hermigüense, no ha pasado desapercibida para nadie en su Segundo Ironman en la isla de los volcanes.

Alexander Rodríguez, el deportista hermigüense que ha representado este pasado fin de semana su Isla de  La Gomera y a su municipio natal en la “Ironman” de Lanzarote, dejó patente que el afán de superación de los deportistas gomeros es mayor que las dificultades y dureza que puedan depararles en suerte cualquier prueba en la que compitan.

Alexander Rodríguez, una vez concluida su participación en este su Segundo Ironman en la isla de los volcanes, nos relata para Gomeraactualidad.com, su periplo con todo lujo de detalles en los que nos señala que, “ le tenía marcado a fuego desde el año pasado, quería volverlo a vivir, eso sí con otro final y así fue”.

Nos dice que regresaba a Lanzarote, un año después, sin tanto entrenamiento como el año anterior, pero consciente en que estaría arropado por su familia y amigos desplazados al efecto. Además, seguro de contar en los momentos de bajón, con esa estrella que le guía y acompaña siempre; esa luz que desde el cielo brilla para que siga adelante.33808822_10213555604419092_7751473275498135552_n

En esta edición, el deportista hermigüense, ha bajado su marca en natación hasta los 1:36, aunque recibía algún golpe en la segunda vuelta.  
Ya en la bici, nos dice, “nuevo Box y la verdad que salí tranquilo, sabía que empezaba subiendo y no quería pasarme, los primeros 90km de menos a más, sobre todo hasta que llegas a ver a la familia, luego empezaba lo duro...lo que no me esperaba que fuera tan duro, sabía que me quedaban los molinos y el mirador del río, lo que no me esperaba era lo que venía después de la autovía, este año sí que tenía ganas de bajarme de la bici. El nuevo circuito se las trae y salieron 7:17, eso sí, mejor eso que estar dando vueltas a un circuito menor”.

33814861_10213555603539070_17335931115667456_n33777439_10213555604139085_5123377706129424384_n

Llegado el momento de la Carrera, una antigua lesión en el pie derecho da señales de aviso al deportista que, casi no le permite pisar y se le entumecen dos dedos; algo que lejos de hacer que se rinda, refuerza su fortaleza y afán de superación para seguir adelante. Claro que también y como el mismo confiesa, un compañero de “fatigas”, el palmero (Tana, del Althus) “tira de él” en el tramo del Aeropuerto. “Que buena gente tiene este deporte”.-nos dice Rodríguez.

Terminada la primera vuelta y escuchando las palabras de aliento de sus padres y esposa, llega a la zona de avituallamiento donde un vaso de reconstituyente caldo le espera y recuerda una frase de mi abuelo (Un caldo es como una engüanada).

"Mi estrella: siempre conmigo"

 

Tras dar cuenta de él, afirma comenzar a sentirse mejor y, con ambas motivaciones, Rodríguez termina el reto en un tiempo de 4:42.

Lo único que le apena es no haber podido “entrar con los míos” como el mismo señala, motivado  por la nueva normativa, “pero oyeron mi grito al entrar (hasta mi bebé en la barriga salto), dice. Lo único que la “nueva normativa” no le va a impedir, afirma el deportista, “es que entre como entraré toda mi vida, mirando al cielo, a los que me acompañan, en especial a mi abuela, disfrutando de la sonrisa y el guiño de aliento que me brinda siempre”.-Nos cuenta Alexander.

33764334_10213555603019057_2778609528571166720_n

Termina dando las Gracias a: 

Intersport Canarias, por hacerme las cosas más fáciles, gracias al material que me ofrecen para poder hacer mis pruebas.

A Paula González Felipe, por sus ánimos antes y durante la carrera y encima fotos y vídeos.

A Jorge Del Castillo, por los ratos en los entrenos, estos días en Lanzarote y por siempre estar dispuesto para todo lo que necesito.

A Dacil Siv, Nadia, Jose Rguez y Ruben Hernandez sois parte de mi familia, esto sin vosotros no tendría sentido.

A mi primo Alvaro Casado, lo tuyo no tiene precio, el año pasado te lo pasaste en Madrid publicando todo lo que hacía, este te pillas un Avión y vienes a vivirlo conmigo, me quedo con ese abrazo al terminar, no sabes el subidón que me dio.

A mis Padres, que una semana antes no tenían ni pasaje y los meto en todo esto, ( se que a mí madre le costó el momento antes de ir al agua por recordar lo vivido, pero también sé que alguien empujó a que fueras), de este IM me quedo con quitarme la espina de que vivieran esta prueba, y lo mejor, ayer en el almuerzo oírles hablar del próximo, sé que sufrieron pero disfrutaron más de lo sufrido.

A mi mujer Anika Santos Montes y a mi niña Rocío, por aguantarme durante meses, por querer que estuviera allí y por creer en mí y animarme a conseguirlo. Volveremos y prometo no quitarles mucho tiempo. Eso sí, con uno más en la familia.