Buscar
01:00h. Martes, 17 de Julio de 2018

Nueva Canarias en La Gomera responde a los "comunicados" de Solveida Clemente y Nicolás Almenara

"Queremos aprovechar para reiterarle, que el tema político debería ejecutarlo, o llevarlo a cabo, pensado en todos y para todos (votantes o no, le sonrían o no, le lleven la contraria o no, sean compañeros, buenos o malos, o no), aunque de todo esto, desgraciadamente, ya sabemos cómo opina".

Nueva Canarias en La Gomera, ha remitido a GomeraActualidad.com, un Comunicado de Prensa en el que quieren dejar clara su postura ante las manifestaciones realizadas por Solveida Clemente y Nicolás Almenara, ex-socios políticos de la mencionada Formación y cuyo texto literal es el que sigue:

No quisiéramos comenzar este comunicado, sin antes pedir disculpas por lo cansados que pueden tener a los lectores de los diferentes rotativos y diarios o periódicos (sobre todo de la isla de La Gomera), nuestros célebres compañeros, Dña. Solveida Clemente y D. Nicolás Almenara, y sus maneras de redactar noticias. Ese tono tendencioso, inquinoso y con mala fe, ya les va quedando un poco viejo y, como ya nos han comentado muchos lectores, cansan.

Pero bueno, vayamos un poco al grano, y, con permiso de quienes lean, comencemos por el final, la última de las noticias que se agasajan en sacar en prensa Clemente y Almenara, quienes piden la dimisión, o entrega de actas, de Encarna Herrera y Jacob Piñero, por las diferentes causas que alegan en su majestuoso escrito. Aclaremos, que nuestros compañeros Encarna y Jacob, siempre han puesto a disposición del partido sus actas, por si en algún momento lo estimaban conveniente (siempre tratándose de manera seria, no con un comunicado hecho por ustedes mismos, Sra. Clemente y Sr. Almenara), cosa que ustedes, Sra. Clemente y Sr. Almenara, no pueden decir precisamente, es más, hay alguna frase mítica, como la que dice “mi acta es mía, y yo no la dejo”.

Llegados a este punto, que nos digan directamente quienes son (con nombres y apellidos) los que solicitan estas exclusiones, expulsiones, o entregas de actas, porque nosotros estimamos que son simplemente ustedes dos los que lo hacen, o bueno, quizás también dos familiares de Dña. Solveida, que están en la ejecutiva Local de NC, la cual parece tener validez e importancia ahora que le interesa a la señora. Creemos que se han quedado un poco solos, por ejemplo, si hacen un oportuno análisis de cómo ha quedado configurada, sin ir más lejos, la nueva Gestora Insular de Nueva Canarias.

Tanto es así, que ahora se han apurado en llamar a varios de los componentes de la ejecutiva local en Hermigua, o incluso a compañeros-as que nos han acompañado en las últimas listas electorales, a los cuales ya hemos tenido informados nosotros de todos los pasos llevados a cabo, algo que ustedes, Sra. Clemente y Sr. Almenara, nunca hicieron, o casi, ya que alguna vez hicieron remoto caso al resto de componentes del Grupo Político NC-ADGomera y a miembros de las ejecutivas de los diferentes municipios y a la insular, y entonces si comunicaron algún aspecto.

Por eso, en esas “reuniones” que ahora tratan de hacer, se han encontrado con que todas esas personas están al tanto de los designios que ha llevado esto, que, ustedes mismos, se han empeñado en romper, por vuestras formas de actuar y de imponer, y a los cuales se les ha informado de cada paso, como siempre debió hacerse.

Hablando de reuniones, o incluso de convocatorias a las cuales se niegan a asistir, por desgana, porque “está estudiando”, o por cualquier excusa que les valga a ustedes, Sra. Clemente y Sr. Almenara, creo que deben hacerse ustedes mismos una autocrítica, constructiva, que conste, que ya para destruir están ustedes mismos, pero hacia el resto de personas, coaliciones, grupos, administraciones, trabajadores o partidos políticos que no les rían la gracias, por no decir ya, que les lleven, un poco, la contraria. 

Sin ir más lejos, y valga como ejemplo, se niega usted, Sra. Clemente, a ir al Congreso Nacional de Nueva Canarias (aclaremos que éste es el órgano más importante de un partido político en una legislatura, el cual se convoca para preparar nuevas iniciativas de cara a próximos comicios, o dar continuidad a la propia legislatura vigente), el cual fue celebrado el pasado mes de mayo, porque, según sus propias palabras, “estoy estudiando”.

¿Pero qué desfachatez es esa Sra. Clemente?, si para eso tiene usted todo el año, si se organiza claro, ya que goza su persona de una dedicación exclusiva para hacer política, liberada de cargas laborales de otra índole, y pudiendo hacerlo como a usted le convenga, organizarse a su antojo y poder hacer todo tipo de cosas, incluso caprichos, ya que a fin de mes, haga o no, “le llegará el dinero fresco a sus cuentas”. Que le diga cualquier empleado o trabajador a un empresario que “no acudo a trabajar porque estoy estudiando”, ¿qué opinaría el empresario?, ¿cómo reaccionaría?, pues Sra. Solveida, este es su cometido ahora, digamos laboralmente, ya que cobra por ello, por lo tanto, analícelo.

Y con este tema en el tintero, Sra. Clemente, aclaremos, que “su posición privilegiada” se la debe a todos y cada uno de sus compañeros, le caigan bien o mal, que recorrieron cada punto de la isla, para buscarle un posible voto en lugares recónditos, incluso sin tener lista electoral local en esos municipios, que también recorrimos acompañándola como nuestra abanderada, y con orgullo que lo hicimos, pero ahora ya, ese pensamiento no lo es tanto. 

Recuerde usted, que esos propios compañeros que la acompañaron por la isla, y que usted les ha dado la espalda a partir del día siguiente a los comicios electorales de 2015, son personas válidas, (o no, según su opinión, respetable, también), pero que también votan en un futuro, y que tienen memoria, por si pudiera “interesarle”. 
Queremos aprovechar para reiterarle, que el tema político debería ejecutarlo, o llevarlo a cabo, pensado en todos y para todos (votantes o no, le sonrían o no, le lleven la contraria o no, sean compañeros, buenos o malos, o no), aunque de todo esto, desgraciadamente, ya sabemos cómo opina.

Es, o ha sido,  usted, Sra. Clemente, la máxima representante de un partido, o de una coalición electoral, a la cual pertenecemos varios, o muchos, según lo quieran ver (para no contrariarlos mucho), estemos como cargos públicos o no, estemos como afiliados o no, estemos activos en este momento político o no (ya que, por desgracia, muchos se bajaron del proyecto hace tiempo, debido, sobre todo, a sus formas de llevar esto a límites insospechados, pero que no les quepa duda de que trataremos de involucrar a toda esta gente de nuevo, porque, para nosotros, sí que son válidos). 

Pues bien, todos esos que estamos, o que han estado, hemos trabajado, caminado  los barrios, los pueblos, la isla entera, para que usted, sobre todo, y el resto de compañeros que también resultaron elegidos cargos electos, tengan esa “posición de privilegio”. Y decimos “sobre todo usted”, porque es usted, Sra. Clemente, un cargo electo con liberación exclusiva para hacer política, la cual, nos gustaría que en alguna ocasión fuera política constructiva, e hiciera caso al resto de personas que formamos este grupo que, usted y su compañero Almenara, tratan de desprestigiar y romper. Además, nos gustaría que en algún momento, ”histórico”, dicho sea de paso, nos comentara que oposición hace en el Cabildo Insular, porque en más de 2 años nos hemos enterado por la prensa, o por compañeros de otras siglas políticas, a los que si informan sus colegas pertenecientes a la institución cabildicia.

En cuanto a usted, Sr. Almenara, cuanto le gusta ahora la palabra “democrático”, cuando es usted, la antítesis a este aspecto. Recuerde usted, o mejor, lo hacemos nosotros, sus palabras a la hora de nombrar la lista electoral en Hermigua, con la que se concurriría a las elecciones del año 2015, con las siglas de NC-ADGomera, esas en las que, visualizando y analizando el lugar en el que le posicionaron sus compañeros-as, usted citó: “o voy de número dos, o no voy”, y dio portazo a la democracia que hubo hasta ese momento, ya que “nuestros compañeros”, suyos también por aquel entonces, habían opinado contrario a “sus egos o predisposiciones”. 

Ahora, pasado algún tiempo, analizando las diferentes cuestiones electorales, quizás si hubiéramos hecho más caso a nuestros compañeros (porque para nosotros si lo siguen siendo), otro gallo nos hubiera cantado en esas elecciones, o quizás no, pero, por lo menos, si hubiéramos podido presumir de “democracia interna”.  

Volviendo a sus “retorcidas” notas de prensa anteriores, de las cuales alardean, queremos aclarar algo a los lectores. No han sido los concejales Dña. Encarna Herrera y D. Jacob Piñero, quienes han renunciado a pertenecer al Grupo Político formado en el Ayuntamiento de Hermigua, con las siglas de NC-ADGomera, sino ustedes, Sra. Clemente y Sr. Almenara, quienes se apresuraron a presentar por registro de entrada en esa administración pública la decisión (unilateral y consensuada, entre ustedes dos, obviamente) de que Encarna y Jacob fueran expulsados o excluidos del citado grupo político y mandarlos al grupo de los “no adscritos”, por el simple y mero hecho de querer aportar “en positivo”, por medio de mociones ante el Pleno, pensando en el bien del municipio de Hermigua, y no permitir que se quede desamparado, con un Grupo de Gobierno, que ya sabemos cómo se las masca, y una oposición (la que ustedes se esmeran en llevar a cabo) de paralizar, dinamitar, recriminar y fiscalizar todo lo que puedan, y más si cabe, pero sin aportar nada positivo a la citada administración.

Todo ello, sin pensar en el bien de un municipio que necesita de una oposición coherente, a la altura de las circunstancias sociales y económicas actuales, y que trate de poner un poco de cordura y bienestar en el mismo, olvidando batallas que no llevan a nada, y siendo eficientes y eficaces con el nuevo rol, de oposición, que les ha tocado llevar a cabo, y lo que ha decidido, esto sí democráticamente, la ciudadanía.

Dicho esto, queremos aclarar desde Nueva Canarias La Gomera, que esta formación, por medio de nuestro Secretario de Organización, D. Carmelo Ramírez, y los propios compañeros implicados, Dña. Encarna Herrera y D. Jacob Piñero, han presentado sendos escritos por Registro de Entrada del Ayuntamiento de Hermigua, avalados por informes de los servicios jurídicos del partido, solicitando explicaciones por esa decisión que se ha tomado desde la secretaría del consistorio hermigüense, sobre el pase al grupo de los concejales “no adscritos” (solicitado mediante escrito por la Sra. Clemente y el Sr. Almenara) de nuestros compañeros Encarna y Jacob.

A la espera estamos de respuesta por parte del Sr. Alcalde, D. Pedro Negrín, y de la propia secretaría del Ayuntamiento. Por lo tanto, entendemos, y aclaramos, que el expediente aún está abierto a cambios. 
Del mismo modo, les informamos  que nuestros compañeros seguirán haciendo el mismo trabajo de oposición con honor, desde este grupo de “no adscritos” o desde el “grupo mixto”, ya que no consideran ningún desprestigio un lado u otro, todo lo contrario, si se hace con conciencia, con pensamiento grupal y con claras directrices encaminadas al bienestar de la ciudadanía, algo de lo que nuestros “excompañeros” (así se han querido autoproclamar ellos mismos) no pueden presumir, más bien todo lo contrario.

En cuanto a los compañeros de San Sebastián, como han cambiado las cosas, Sra. Clemente y Sr. Almenara, ahora parece que si les importa cómo les va en el consistorio capitalino, incluso, les importa lo que opinan los miembros del comité local de San Sebastián, esto es, cuanto menos, sorpresivo para nosotros. Hasta hace no mucho tiempo (aunque en política parece que es mucho) se afanaban ustedes en tratar de destruir el grupo allí constituido. 

Recuerden primero, su inquina con el compañero D. Antonio Luis Arteaga, candidato a la alcaldía de San Sebastián, y que ustedes acosaron hasta el último instante, hasta que, como todo tiene un límite, dimitió y se salieron ustedes con la suya. 

Podemos recordarles, también, su gran labor por agilizar los trámites para la expulsión del grupo, del partido (y seguro que, si es por ustedes, de cualquier lugar donde se les pudiera aparecer), de D. Alonso Zenón García. En este caso, cierto es, que no estaba haciendo la labor que le tocaba, que no siguió líneas de partido y se había desvinculado totalmente de lo que pretendíamos dentro del trabajo grupal del partido, por lo que el partido en su prática totalidad estaba de acuerdo con los pasos dados, pero que apuro tuvieron sus señorías. 

Y, cómo no, aclaremos, o recordemos a quien ya lo sepa, que ustedes, Dña. Solveida y D. Nicolás, deprisa y corriendo, presentaron, también, por Registro de Entrada del Ayuntamiento de San Sebastián, un escrito solicitando el pase al grupo de los “no adscritos” de los compañeros allí representantes de nuestro partido, o coalición electoral de antaño, Dña. Vanesa Herrera y D. Libertad Ramos. 

Este tipo de iniciativas sí que es pensar en el grupo y sumar, aunar esfuerzos, remar en el mismo sentido por el bien de la ciudadanía, bravo Sra. Clemente y Sr. Almenara.
Quizás, no han parado a pensar en ello, pero, ¿no creen que deberían ser precisamente ustedes los que deberían entregar sus actas?, personales, si, pero también conseguidas gracias a la labor de un grupo y unas siglas que ustedes han ninguneado y machacado hasta tal punto de casi destruirlos, pero, aquí seguimos, les guste o no. De todos modos, estén tranquilos, de momento no vamos a perder el tiempo en pedirles que entreguen sus actas, ni por dignidad, ni por las causas que podemos exponer, llenando páginas que caerían en saco roto, porque, ¿saben qué?, ya conocemos su respuesta.

Para concluir, volvemos a pedir disculpas a los lectores, por la extensa nota informativa, pero en algún momento debíamos salir a la palestra, ya que, tenemos claro que la Sra. Clemente y el Sr. Almenara son expertos en esconderse, o, más bien, refugiarse, detrás de un ordenador, y tratar de hacer mella o daño con sus notas de prensa, de las cuales hemos ido pasando, pero llega un momento en el que hay que responderles, ¿saben por qué?, porque, como ustedes mismos dicen (aunque no prediquen con el ejemplo en la práctica) nos debemos a nuestros votantes, y no solo a ellos, sino también a los lectores, los cuales necesitan saber la verdad, o por lo menos, la otra versión, la crean ustedes válida o no.