Buscar
10:22h. Viernes, 21 de Septiembre de 2018

La Gomera, alquiler vacacional con Garantías

Fuentes del sector apuntan que los cambios normativos dan mayor seguridad y garantías a la hora de que funcione esta modalidad de alojamientos

 

Transcurrido casi medio año desde la entrada en vigor de las excepciones en cuanto al alquiler vacacional en las islas de La Gomera, La Palma y El Hierro, el nuevo modelo parece estar funcionando de forma satisfactoria. La apuesta pasa por que esta modalidad conviva en igualdad de condiciones con otras ofertas alojativas, tal y como defendió desde un primer momento la Agrupación Socialista Gomera (ASG). 

La principal novedad es que se permite este tipo de alojamiento en suelo turístico y así ha venido ocurriendo desde que el pasado uno de septiembre entrase en vigor la modificación impulsada desde ASG . De esta manera se da un paso más en la coexistencia de diferentes modelos de alojamiento en la Isla y en la generación de riqueza entre los residentes.

El presidente del Cabildo de La Gomera y diputado regional por ASG, Casimiro Curbelo Curbelo, apunta que junto con las demás Islas periféricas de la provincia se ha hecho un esfuerzo para poner en marcha la legislación que permita que modalidades como el alquiler vacacional, puedan funcionar con todas las garantías. Curbelo, que como diputado regional participó directamente en la redacción de esta normativa, indica que la misma determina que cualquier vivienda podrá dedicarse a estos fines siempre y cuando no se rompa la unidad de explotación. En cuanto al nuevo decreto que verá en breve la luz, Curbelo pide generosidad al ejecutivo autónomo con el fin de seguir avanzando y no frustrar la senda iniciada ahora que, está convencido, “permitirá el desarrollo de un turismo sostenible y la distribución de la riqueza”.

La consejera de Turismo del Cabildo de La Gomera, María Isabel Méndez, indica que en estos momentos en la Isla figuran como legalizadas un total de 189 viviendas vacacionales. La consejera apunta que esta oferta ha ayudado a muchas familias que hasta ahora no podían explotar su vivienda mediante otra tipología de alojamiento. Recuerda que las excepciones a las que se ha acogido La Gomera están incluidas en la ley y no en el Decreto que será modificado en fechas próximas, con lo cual los cambios afectarían a aspectos como la prestación de servicios de calidad, entre otros. Pero no al núcleo fundamental del contenido de las enmiendas presentadas por ASG que fueron incluidas en la normativa.

Méndez apunta que las viviendas legalizadas podrán disfrutar de ventajas como la posibilidad de promocionarse a través de la guía de servicios turísticos y en la web lagomera.travel, al igual que ocurre con los hoteles, apartamentos o casas rurales. También está previsto comenzar a asesorar a los propietarios para que conozcan el nuevo marco legal en el que se mueven. “Creo que se debe reconocer el logro histórico alcanzado gracias a las propuestas presentadas por ASG en el Parlamento canario”, indica la consejera. Méndez señala que no existe obstáculo alguno para que en enclaves turísticos como Valle Gran Rey sigan coexistiendo a la vez diversas ofertas alojativas, tal y como siempre ha ocurrido. Pero ahora además, con el correspondiente respaldo jurídico y legislativo.

Fuentes de una empresa asentada en varios puntos de la Isla dedicada a este tipo de alojamientos, indican que en estos momentos se puede decir sin miedo a equivocarse que el sector está “en auge”. Prueba de ello sería, por ejemplo, el incremento de clientes y la satisfacción que demuestran después de haber pasado sus vacaciones en estas viviendas. “Las personas que contratan este tipo de alojamiento salen contentas”, se indica desde la empresa que gestiona nueve casas en Agulo y seis en Hermigua. De hecho, la única competencia que tienen son los apartamentos porque de resto en esta parte de La Gomera no existen grandes hoteles.

“Nuestros turistas son cercanos, nos demandan información y contacto con la naturaleza y nuestra obligación es facilitarles y hacerles agradable en todo lo posible la estancia”. No obstante, las críticas de estos promotores se centran en la existencia de viviendas ilegales mientras que ellos por su parte han cumplido con todos los requisitos para obtener su placa identificativa y el correspondiente número de registro.

Los últimos cambios legislativos han permitido, precisamente, que puedan dar este paso y funcionar en la actualidad con total garantía sin tener que enfrentarse a ninguna traba o incertidumbre administrativa. “Lo cierto es que estamos de acuerdo en todo lo que pone la Ley y consideramos que su contenido es muy positivo”.

Uno de los enclaves en los que los cambios normativos han tenido mayor repercusión es el municipio de Valle Gran Rey, donde tradicionalmente se ha asentado el desarrollo turístico de la Isla. Representantes del sector no dudan en señalar que la regulación que ha entrado en vigor hace seis meses, “supone un paso muy importante para la economía local y más en un municipio como este ligado al sector servicios y al turismo”. Para estos empresarios, “la regulación normativa facilita y da garantías jurídicas, a la vez que permite incentivar la contratación de personas para llevar a cabo labores de mantenimiento y gestión” de estas viviendas.