Buscar
23:28h. lunes, 24 de enero de 2022

El libro "Los Sabandeños: las otras voces del mito”, será presentado en La Gomera.

Carlos Elías: “Es un libro fundamental para entender la historia reciente de Canarias”

los-sabandeños-libro1-400x148
l

Sus autores reanudan su recorrido por nuestras islas tras el paréntesis del verano.

Tras más de mil copias vendidas de la primera edición, este viernes a las 20 horas en el Salón de Plenos del Cabildo de La Gomera, Manolo Lino presenta, junto a sus autores, Francisco García Yanes —filólogo y profesor de Lengua Castellana y Literatura— y Gonzalo Hernández —exsabandeño— el libro Los Sabandeños: las otras voces del mito. El acto, además, contará con la actuación de la parranda Chigadá.

Desde que, el pasado mes de diciembre, se diera a conocer en la ciudad que vio nacer a Los Sabandeños, San Cristóbal de La Laguna, el libro ha sido presentado en los municipios de La Guancha y Güímar, en Tenerife; Los Llanos de Aridane y Santa Cruz de La Palma; La Frontera, en El Hierro, y en Las Palmas de Gran Canaria. Personalidades del mundo de la cultura de las islas de la talla de Manuel Pérez Rodríguez y Talio Noda —folcloristas—, Francisco Moreno —exdirector de TVE en Canarias— y Carlos Elías —catedrático de Periodismo en la universidad Carlos III— lo han avalado; y han colaborado en sus presentaciones intérpretes y agrupaciones folclóricas históricas como Mary Sánchez, Los Sancochos, Los Arrieros de La Palma, Abruncos o La Guanchería, junto a otras figuras y conjuntos como Francisco Medina, Ruymán Martín, Dani Moreno, Guanapay o Joapira.

El Dr. Carlos Elías subraya el valor de la obra: “Es un ejemplo estupendo de la necesidad de una narrativa distinta a la oficial, que nos aporte otra visión de lo que sucede en Canarias y, en general, en este país, donde la historia suele escribirse con los datos oficiales. Hay otro libro de Los Sabandeños, obra de los hermanos Rivero, que fue patrocinado por Elfidio Alonso para agigantar su figura. Es necesario que gente que no participó en esa primera obra, pero que tiene conocimiento de primera mano, se atreva a escribir esos relatos, distintos y muy ricos, para que, cuando en el futuro se haga una historia de lo que ha sucedido, tengamos esas otras visiones”.

“Los Sabandeños: las otras voces del mito es un fresco nítido de una época y unas circunstancias”, afirmaba por su parte, Francisco Moreno en la presentación de la obra en Las Palmas de Gran Canaria. Carlos Elías lo corrobora: “Para los canarios, este libro va a ayudar a entender muy bien cómo ha sido Canarias en estos años. Los Sabandeños: las otras voces del mito cuenta la historia de un grupo que empezó cantando en parrandas y que acabó convertido en un fenómeno de masas; habla de las luchas entre lo amateur y lo profesional, de los conflictos sobre el reparto de los ingresos, de las vinculaciones entre el grupo y el poder, de cosas que el grupo hizo en su momento —cosas que hoy en día ya no se pueden hacer, pero que son ilustrativas de lo que era Canarias en los años 80 y principios de los 90—; y explica, además, cómo se ha gestionado el grupo Los Sabandeños como producto cultural, apuntando la cuestión de qué es lo realmente importante: si lo es lo que canta el grupo, o si bien la marca sobrevive por encima de todas las vicisitudes, independientemente de lo que se cante.

Este debate aparece en las distintas etapas de Los Sabandeños e incluso al final del libro, donde hay quien afirma, a propósito de la etapa actual, con el nuevo director musical, Benito Cabrera, que el sonido ya no es el de Los Sabandeños”.

A propósito de la cuestión más polémica del libro, la exclusión intencionada del director del grupo, Elfidio Alonso Quintero, de la lista de entrevistados, Carlos Elías considera que esto no convierte la obra en un texto sesgado: “La figura de Elfidio está muy bien tratada en el libro. Es curioso cómo el libro muestra su evolución de quien, al principio, no era nadie, prácticamente, dentro del grupo —venía allí y se ponía a tocar con una caja de fósforos— a cómo se fue haciendo con el dominio del grupo hasta el punto de acabar registrando a su nombre, a través de una estrategia pintoresca, la marca “Los Sabandeños”.

En todo el libro se plantea su carácter autoritario, y el conflicto entre lo que es ser “inteligente” y ser “listo”. Pero este no es un libro de revancha: al mismo tiempo, el libro se pregunta si Los Sabandeños habrían llegado a ser lo que han sido sin Elfidio Alonso. Él no solo pertenecía a la élite de La Laguna, como muchos de los fundadores, sino que, además, procedía de una élite intelectual de más allá de Canarias —su padre, Elfidio Alonso Rodríguez, había sido el último director del ABC republicano; y su tía, María Rosa Alonso, es una de las pocas mujeres que había en la Facultad de Filosofía y Letras en Madrid y una de las intelectuales más interesantes de la época— y esto fue clave para diferenciar la parranda amateur que eran en un principio de lo que acabó siendo un proyecto intelectual.

En todo el libro aparece esa lucha entre el proyecto de Elfidio Alonso y esos otros músicos profesionales que consideran que Elfidio no es músico y que, por tanto, no debe tener la relevancia que tiene dentro del grupo. Uno de los hechos más notables de la obra, en este sentido, es que sus autores hayan podido entrevistar a tanta gente y que se vean los distintos puntos de vista sobre los temas abordados, y cómo van cambiando en las distintas épocas. Los Sabandeños: las otras voces del mito es un libro muy neutral, porque da voz a diferentes opiniones, en muchos casos enfrentadas. De todas ellas, el caso más sorprendente quizá sea la entrevista que concedió el hijo de Elfidio Alonso, que apuntala muy bien la cuestión de lo que significa el libro y de lo que significaron Los Sabandeños”.