Buscar
14:02h. domingo, 17 de octubre de 2021

El presidente del Cabildo de La Gomera ensalza los lazos que mantiene Argentina con Canarias

 “Los desafíos históricos de Argentina y Canarias son ejemplo de superación para estos tiempos” .-afirmaba el presidente en su discurso de ayer en del Acto Institucional de las Jornadas Colombinas.
Casimiro Curbelo durante su intervención en las Jornadas Colombinas

El presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, puso en valor los lazos que históricamente han unido a Canarias con Argentina, en su discurso durante el acto institucional de las LX Jornadas Colombinas dedicadas a este país. En su intervención hizo un repaso por las vinculaciones históricas entre ambas orillas del Atlántico y las similitudes de muchos acontecimientos que la historia ha desencadenado en ambos enclaves. 


“La historia de Argentina y de Canarias, tierras en las que se mezclaron las culturas de los pueblos indígenas con las de los españoles, tienen enormes similitudes. Aquí, como allí, se construyó algo nuevo sobre lo antiguo. Y aquí, como allí, hubo injusticia y sangre y dolor y padecimientos”, reseñó, antes de poner el acento en los padecimientos de ambos pueblos “que han superado los efectos de dictaduras, represiones sociales, destrucción del empleo, calamidades naturales. La más reciente de las adversidades, que aún estamos pagando, fue la crisis financiera global del 2008, que empezó con el estallido de la burbuja inmobiliaria”, dijo.


El devenir de la historia también deja el relato de los fenómenos migratorios entre ambos puntos, a lo que Curbelo mencionó con la vinculación que desde el siglo XIX se mantuvo con los primeros viajes organizados para llevar a canarios hasta Argentina. “Un canario llamado Francisco Morales, residente en Buenos Aires, transportaba a compatriotas de las islas para que arribaran a las entonces conocidas como las Provincias Unidas del Río de la Plata. Eran familias enteras que se ganaban la vida trabajando en los campos o en tareas humildes en los centros urbanos. Y esa gente debilitada por el hambre y la necesidad, fue capaz de superar el tifus, la escarlatina, la viruela o la sarna. Y fue capaz de trabajar de sol a sol para hacerse un futuro en una tierra prometida”, apuntó. 


Una sociedad unida en tiempos de pandemia 


La pandemia y los efectos que ha dejado en la sociedad centraron parte de la intervención, en la que aprovechó para poner el acento sobre las entidades, asociaciones y profesionales que han estado al frente de la lucha contra la Covid-19. “Durante estos dos últimos años nos ha tocado un tiempo de pena y sufrimiento. Hemos visto morir a nuestros mayores. En muchas ocasiones sin poder tener a su lado, agarrando su mano, a las personas que les querían. Hemos perdido vidas arrebatadas por un virus asesino para el que no teníamos más defensa que el aislamiento social. Y hemos visto cómo se derrumbaba la economía y desaparecía la riqueza del país, que tanto trabajo nos había costado construir”.


Así, valoró las muestras de superación y unidad que la sociedad ha dado durante este tiempo. “Esta sociedad nuestra ha escrito la mejor página de su historia, ante la peor de las adversidades, con letra clara y con renglones derechos. Hemos dado pruebas de un patriotismo cotidiano, responsable y grande. Desde todos los puestos y todas las responsabilidades. Desde las familias a las instituciones”, aseveró. 


Canarias, solidaridad entre islas


Cerró la intervención apelando a la cohesión territorial de las islas y la solidaridad entre territorios para seguir la senda del progreso, para lo que pidió que este planteamiento “no se quede solo en una frase vacía”. Además,  puso como ejemplo el modelo de desarrollo que La Gomera ha tomado “para evitar la destrucción del territorio y del medio ambiente, porque si nos quedamos sin nuestra naturaleza lo perderemos todo”.