Buscar
11:04h. martes, 25 de enero de 2022

PSOE: en Valle Gran Rey se están tomando decisiones muy a la ligera.

Los concejales socialistas creen que cortar el agua a los vecinos debería ser la última alternativa, no la primera. Y ven falta de previsión en todo esto.
Ruyman García
Ruyman García

La decisión de realizar cortes de agua en la zona baja de Valle Gran Rey ha sido considerada por el PSOE como un acto precipitado, que denota poco respeto por los vecinos, a la vez que daña aún más si cabe la imagen que el municipio está mostrando al exterior. Un acto que consideran especialmente dañino, porque el bombo y platillo que se le ha dado, ha sonado en todas las islas y es poco alentador para quienes tengan en mente pasar la Semana Santa en Valle Gran Rey.

Los socialistas critican que el Grupo de Gobierno tenga a la población en vilo, esperando cada mañana una nueva noticia, cada vez más increíble.

Respecto del actual corte de agua, desde las filas socialistas se critica que los mandatarios municipales quieren hacer de expertos en todo: hacen de ingenieros, de jardineros, de fontaneros y no se dejan asesorar por los operarios que gozan de experiencia. En el tema del agua, ha faltado previsión y organización, y eso es lo que los ha llevado a que, de un día para la noche, tengan que anunciar que cortan el agua. No entienden los socialistas porqué no se ha tenido en cuenta los niveles del depósito regulador, porque no se vacía de un día para otro, lo que confirma una falta de previsión.

Cabe recordar que somos el primer municipio de Canarias que adopta esta medida, aún no se ha llegado a estos extremos ni siquiera en Lanzarote o en Fuerteventura.

Los miembros del PSOE califican de peligrosa la dejadez de los mandatarios municipales y expresan que desde el Ayuntamiento se están adoptando medidas muy a la ligera, como si de un juego se tratase, sin tener en cuenta las consecuencias que ello conlleva.

Afirman que en otras épocas han existido graves problemas de agua, y siempre se han realizado todas las gestiones necesarias, con el fin de evitar cortes, como por ejemplo las dificultades que surgieron en los Caseríos de Arure y Las Hayas en el año 2007, a los que se les dio solución transitoria hasta que se consiguió una salida definitiva al problema, nunca llegando al corte del agua.

Así pues, creemos conveniente que se debe trabajar en una solución que garantice el suministro de agua, dejándose asesorar por técnicos y personal experimentado, todo ello antes de continuar perjudicando a la población.

Esperan los socialistas, que los miembros del Grupo de Gobierno sean ágiles en dar una solución a este nuevo problema, que se suma a una lista de complicaciones a las que se tarda en dar una solución y que tienen a Valle Gran Rey en una decadencia constante.