Buscar
15:45h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Sí se puede manifiesta su preocupación ante la dejadez del gobierno municipal con el Mercadillo de Valle Gran Rey

El mercadillo municipal de Valle Gran Rey sufre un estado de abandono preocupante por parte del grupo de gobierno.-Afirman desde Sí se puede en la localidad.

La asamblea local de Sí se puede señala que el deterioro que sufre el Mercadillo Municipal y la ausencia de acciones para corregirlo empieza a ser insostenible para los vendedores titulares de los puestos y a reflejarse también en la satisfacción de los visitantes que se acercan los domingos a la Plaza de Lomorriego. Para Sí se puede, las soluciones a corto plazo son muy sencillas: "dotar de material adecuado a los puestos, mejorar la publicidad que se hace por parte del Ayuntamiento y, sobre todo, tratar con respeto a los usuarios".

La portavoz de la asamblea local, Andrea Witt, declara que "la disminución en la calidad del Mercadillo está alcanzando unas cotas insoportables para quienes venden sus productos y mercancías y esto se refleja, finalmente, en sus clientes y entre la gente que visita con interés este espacio”

Respecto al material, desde la formación ecosocialista no se entiende cómo, si hay una partida reflejada en el Presupuesto Municipal de 2017, aprobado desde marzo de 2017, con 7.000 euros para la adquisición de equipamientos, existe una deficiencia palpable en los elementos que necesitan las personas titulares para vender sus productos.

“Quienes tienen puestos se están viendo obligados a traer material propio como tablas o sombrillas porque las que oferta el Ayuntamiento no son suficientes y no se reponen” insiste la portavoz, quien añade: "se trata de suministrar suficientemente tablas, burras y carpas de puestos, y controlar su utilización, pero ni a eso se llega".

En el mismo sentido, desde la asamblea local se considera que para evitar la incomodidad por la ausencia de sombra -provocada por las podas tan inadecuadas de los laureles de Indias que hay en la plaza-, es necesario colocar algún tipo de carpa o lona que ofrezca sombra a vendedores y clientes.

Tampoco el mantenimiento y limpieza de la plaza y los baños son, en opinión de la formación de izquierdas, los adecuados. “Los responsables municipales llevan pensando hace tiempo que la gestión del mercadillo se reduce a poner seguritas los domingos, cuando precisamente en este espacio no ha habido problemas de seguridad. Lo que sí debería hacerse es que los titulares se sientan partícipes de la gestión del Mercadillo y se les permita exponer sus peticiones” explica Witt.

Desde Sí se puede se afirma que el desinterés que muestra el grupo de gobierno llega a que ni siquiera a día de hoy los titulares de los puestos saben qué Concejalía se hace responsable de la gestión del mercadillo, máxime cuando llegan los meses de noviembre y diciembre en los que deben realizarse las solicitudes para el próximo año. “Tampoco se ha hecho una reunión con todos los titulares artesanos, pero a este respecto hay que decir que la situación es la misma que cuando ASG, concretamente Elena Padilla, era la responsable”, aduce la portavoz.

Desde Sí se puede se insiste en que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey debe asumir que el Mercadillo municipal ha llegado a constituirse como un atractivo turístico del pueblo. Por eso entienden que el Ayuntamiento ha de implicarse más seriamente en hacer una adecuada publicidad del Mercadillo. "Se han hecho en años anteriores campañas de anuncios en papel para esta promoción, pero ahora mismo solo se anuncia el Mercadillo en la página web municipal".

"Los vendedores del Mercadillo pagan un canon por estar aquí, y precisamente por esto se les debe tratar con un mínimo de respeto. Este mercado complementa la economía de las y los artesanos que venden aquí, y en muchos casos, es fundamental para sus ingresos".