Buscar
05:46h. lunes, 01 de junio de 2020

Sí se puede pide al alcalde y al concejal de medio ambiente de San Sebastián de La Gomera, ser serios y responsables en sus declaraciones

Lamentan haber tenido razón en la advertencia hecha el 12 del mes pasado a las administraciones competentes (Ayuntamiento de San Sebastián, Cabildo Insular y Gobierno de Canarias), sobre la presencia de picudo negro (Diocalandra frumenti) en un grupo de palmeras situadas en la Avenida Marítima de San Sebastián.

 

Por este motivo juzgan como “poco afortunadas y absolutamente falsas” las referencias realizadas por los responsables del Ayuntamiento de San Sebastián aseverando que Sí se puede advertía sobre la presencia de picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus).  

La especie Diocalandra frumenti, llamada picudo de las cocoteras, picudo de las cuatro manchas o picudo negro (depende de la bibliografía y fuentes que se consulte), ataca a las palmeras y está considerada plaga en Canarias según la legislación ( Orden de 29 de octubre - BOC 2007/222 de 06/11/2007). Para algunos expertos, sus ataques son incluso más virulentos y dañinos que los de otras plagas. Respecto al color, si bien no es absolutamente negro, para distinguirlo del picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus) se suele hablar de "picudo negro". 

Luis Hernández Bethencourt, ingeniero agrónomo y miembro de la Coordinadora Insular de Sí se puede-La Gomera, manifestó: "Lamentamos muchísimo que se confirme, tal y como habíamos denunciado públicamente, la presencia de Diocalandra frumenti en las palmeras de San Sebastián y esperamos que la hayamos detectado a tiempo, para que a la mayor brevedad posible se empiecen a tomar las medidas necesarias para evitar su extensión al resto de la isla”

Puntualizó que, “ desde Sí se puede no vamos a entrar al trapo de guerras de dimes y diretes, somos una formación que quiere demostrar que la acción política se puede hacer de otra forma y entendimos que nuestra obligación como ciudadanos preocupados por su Isla era avisar a las autoridades competentes de la posible presencia de esta especie y en estos momentos solo esperamos que las autoridades sí tengan claro la gravedad del problema al que nos enfrentamos, aunque no sepan leer la comunicación presentada y la nota de prensa que publicamos". 

Al respecto, Hernández Bethencourt señala: “Es necesario que, desde el Ayuntamiento y el resto de administraciones competentes, no se intente minimizar el problema al no tratarse del picudo rojo ya que el llamado picudo negro es igual de nefasto y la presencia de Diocalandra en La Gomera es una terrible noticia para el medio ambiente de la Isla, que puede traer consecuencias perjudiciales si no se está a la altura por parte de quien debe trabajar para evitar su proliferación."

Una vez confirmada la presencia de este insecto por los técnicos de la Dirección General de Agricultura del Gobierno de Canarias, desde Sí se puede-La Gomera se insta a que, “de forma inmediata se establezca el alcance del problema, censando las palmeras afectadas y tratando de forma urgente la plaga para evitar su extensión a palmerales silvestres y rurales de La Gomera.

El Ayuntamiento de San Sebastián, como propietario de las palmeras afectadas debe extremar las precauciones a la hora de tratar a estos ejemplares, y el resto de Ayuntamientos e instituciones de la isla deben también hacer lo mismo y sumar esfuerzos a la hora de realizar las podas y cualquier trabajo en palmeras hasta que se confirme o no la presencia de alguna plaga, para conseguir cercar este foco y evitar su propagación”.