Buscar
04:44h. Jueves, 18 de Octubre de 2018

Sí se puede, preocupado por la dilación en las licitaciones del Mercado de San Sebastián

La memoria técnica para la concesión del uso de los puestos y locales comerciales se publicó en el BOP en marzo pasado

La Asamblea local de Sí se puede en San Sebastián de La Gomera muestra su preocupación, a través de su concejal y portavoz local Roberto Padrón, cuando se van a cumplir seis meses de la salida a información pública por un plazo de un mes de la memoria y el pliego para la concesión de los locales del mercado municipal.


Señala Padrón que “estos pliegos, una vez resueltas las alegaciones, permitirán sacar a concesión un total de dieciocho puestos en la planta principal, así como siete locales comerciales en la zona alta, cuatro de los puestos ambulantes y la cafetería de la planta superior”

A éstas se unen otras concesiones que también están aún sin licitar como el Quiosco de la Avenida Marítima, conocido popularmente como el “Quiosco de Jorge”, el Restaurante El Charcón, el quiosco de la zona escolar sanitaria, el Bar Restaurante del Parque de Las Eras en Tecina o el del Centro Social del Barranco.


Estas concesiones además de dar servicios a los habitantes y visitantes, podrían estar generando puestos de trabajo e ingresos para las arcas municipales. “Sin duda es preocupante esta situación, máxime cuando estamos a dos meses de las Fiestas Lustrales con el aumento de visitantes que eso significa, y necesitaremos atender correctamente el aumento en la demanda de restauración y el comercio que previsiblemente se producirá.” señala Padrón. 

Desde la formación de izquierdas se insiste en la importancia que estos equipamientos públicos podrían tener en la dinamización socioeconómica de muchas familias, por su capacidad de generar autoempleo y porque podrían suponer la creación de pequeñas empresas.


Finaliza el edil de la oposición significando que “desde Sí se puede volvemos a insistir en solicitar al grupo de gobierno que prioricen la agilización de todos los trámites en curso o pendientes, y se pongan en uso estas instalaciones con las que poder dar un servicio a nuestros vecinos y visitantes, crear puestos de trabajo de calidad, e incrementar unos ingresos para que el Ayuntamiento pueda dedicarlos a fines comunitarios”.