Buscar
15:54h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Sí se puede propone al Ayuntamiento de Valle Gran Rey acciones para la conservación de la pardela

Entre finales de octubre y mediados de noviembre, debido a la gran contaminación lumínica que hay en nuestras costas, un alto número de pollos de pardelas pierden el rumbo hacia el mar y caen a tierra siendo incapaces de remontar el vuelo.

Por parte de la asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey se ha entregado una solicitud al Ayuntamiento para que extreme las medidas y se trabaje para aminorar los accidentes de pollos de pardela cenicienta (Calonectris borealis) en el municipio.

Andrea Witt, portavoz del comité local, señala “queremos recordarle al gobierno de CC que es en esta época del año en la que tienen lugar la mayor parte de accidentes de pollos de pardela, y por lo tanto es cuando se necesita una mayor implicación de la ciudadanía y de las Administraciones Públicas para evitar la muerte de ejemplares accidentados”.

Según Witt, “con las luces del encauzamiento del barranco más las del puerto de Vueltas y las de las instalaciones de Playa del Inglés, la carga lumínica del cielo de Valle Gran Rey ha aumentado y ya ha habido varias caídas de pollos de pardela en esas zonas, así como en la avenida entre La Puntilla y La Playa. Desgraciadamente ya ha habido muertes de algunos ejemplares y eso es algo que deberíamos procurar evitar”.

Desde Sí se puede en Valle Gran Rey se ha solicitado al Ayuntamiento que se disminuya la intensidad de los alumbrados públicos, sobre todo en la zona del barranco y de Playa del Inglés, para ayudar a reducir el número de accidentes. Del mismo modo proponen que se realicen acciones de sensibilización para la ciudadanía para que cualquier persona que encuentre un pollo de pardela deslumbrado sepa cómo actuar.

“Las ciudadanas y ciudadanos tenemos también nuestra oportunidad de demostrar que actuamos con coherencia. Si encontrásemos un pollo accidentado y no sabemos cómo actuar, debemos llamar al 112, o al teléfono del Cabildo Insular de La Gomera (922 870 552), administración competente en la atención a la fauna accidentada” insiste la portavoz de la formación ecosocialista

“Si queremos presumir en ferias y notas de prensa de ser sostenibles y pertenecer a una Reserva de la Biosfera, realizar este tipo de acciones no cuesta nada: apenas son tres semanas en las que tenemos la oportunidad de demostrar y demostrarnos que somos coherentes con lo que presumimos y consiste en aminorar el alumbrado público. Podrían incluso realizarse actividades de turismo ornitológico con quienes nos visitan y que los turistas de Valle Gran Rey se llevasen una experiencia más enriquecedora de su estancia”, termina su intervención Andrea Witt.