Buscar
00:14h. Sábado, 22 de Septiembre de 2018

Sí se puede reitera su solicitud de mejoras de seguridad en la Plaza de Las Américas de San Sebastián

Las reiteradas caídas de residentes y turistas en los escalones de la plaza hacen urgente la toma de medidas por parte del consistorio.

La asamblea local de Sí se puede en San Sebastián de La Gomera vuelve a mostrar su preocupación ante la inacción del grupo de gobierno que no ha tomado ninguna medida que mejore la seguridad de los viandantes en esta céntrica plaza del municipio capitalino. “Hemos solicitado en reiteradas ocasiones que se actuara sobre esta problemática y creemos que aún es más importante por la cercanía de las Fiestas Lustrales ante la previsible mayor afluencia de personas en este entorno público”, señala Roberto Padrón, concejal de la formación en el Ayuntamiento de San Sebastián.

La asamblea local recuerda que la única actuación que se ha hecho al respecto en estos tres años de legislatura fue la colocación de unas pequeñas cintas reflectantes al final de 2016, que desde los primeros días se mostró deficiente. “Tanto desde Sí se puede, como por parte de otros grupos políticos, hemos solicitado en varias ocasiones en los Plenos Municipales que se tomara alguna medida para mejorar la seguridad en la Plaza de Las Américas, y evitar con ello las caídas que se producen muy a menudo, pero de momento seguimos sin una solución” matiza Padrón.

Sí se puede indica que son muchas las personas que se han caído en esta zona y que todos los días hay caídas en la Plaza, y aunque a veces puede tratarse de un caso fortuito y no siempre existe una responsabilidad del titular de la vía pública, en algunos casos dichas caídas sí son consecuencia de mala señalización, y máxime cuando esta situación se repite tanto.

Para la formación política, “además de las posibles demandas legales que debería asumir el ayuntamiento, los casos de resbalones y caídas implican lesiones que parecen “menores” al principio, pero que pueden, de hecho, afligir a una persona por toda la vida”.

Padrón recuerda que la legislación hace recaer la responsabilidad patrimonial de este tipo de hechos en la administración. “El artículo 139.1 de la LPAC señala claramente que los particulares tendrán derecho a ser indemnizados por las Administraciones Públicas correspondientes, de toda lesión que sufran en cualesquiera de sus bienes y derechos, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos”.