Buscar
01:39h. Lunes, 23 de Octubre de 2017

Sí se puede Vallehermoso avisa sobre los vertidos inertes sobre los manantiales de Los Andenes

El pasado 2 de octubre la asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey, denunció a varios organismos sobre la situación de vertidos provenientes presuntamente de las obras de ampliación de la carretera GM-1.

La asamblea local de Sí se puede ha notificado al Ayuntamiento de Vallehermoso sobre la situación de los vertidos que pueden afectar a manantiales y cañadas que vierten sobre Los Andenes, en Alojera, en el Monumento Natural del Lomo del Carretón, sumándose a la iniciativa de la asamblea de la formación en Valle Gran Rey, de notificar a las autoridades con competencias medioambientales los posibles daños que esta actuación puede suponer.

En opinión de la formación ecosocialista “hemos querido notificar al Ayuntamiento de Vallehermoso la situación de los vertidos, que pueden dañar manantiales o provocar desprendimientos o deslizamientos hacia Los Andenes de Alojera, para que tome asunto y partido ante esta actuación, y que sus consecuencias no sorprendan al consistorio en el absoluto desconocimiento”.

Desde Sí se puede “nos sumarnos a la petición realizada por la asamblea local de Valle Gran Rey y solicitamos que se restaure la zona afectada por estos vertidos, antes de que puedan venir las tan necesarias lluvias y provoquen la escorrentía de este material, que está suelto y para el que no se han hecho muros de contención”.

La formación de izquierdas considera que, aunque parezca una banalidad, la protección medioambiental en obras como carreteras, supone una minimización de los impactos medioambientales que suponen realizar estas infraestructuras.

“Creemos que estas obras son necesarias y redundan en beneficio de la ciudadanía, pero consideramos que deben realizarse siempre acorde al principio de provocar el menor daño posible al medioambiente, para que no se pierda calidad y, mucho menos, en zonas como espacios naturales como el Monumento Natural al Lomo del Carretón, que albergan varias especies endémicas en peligro de extinción”.