Buscar
04:00h. Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Sí se puede en Vallehermoso hace balance del último pleno municipal

Aunque la formación ecosocialista opina que la corporación municipal parece mostrar menos inmadurez que al comienzo de legislatura, considera que los objetivos de este gobierno no son los que Vallehermoso necesita para recuperarse de la crisis estructural que arrastra desde mucho tiempo.

Guacimara Navarro
Guacimara Navarro

El pasado 21 de marzo tuvo lugar el más reciente pleno ordinario del ayuntamiento de Vallehermoso, el primero ordinario de este 2018, en el que desde las 17:00 y hasta casi las 19:00 se pusieron sobre la mesa los 24 puntos del orden del día que, por primera vez desde que ASG gobierna en el municipio, fueron colgados con antelación (unas horas previas a la sesión) en la web del ayuntamiento.

Según nos explica Guacimara Navarro, portavoz de la asamblea local, “acudimos al pleno no solo en calidad política sino como ciudadanía de Vallehermoso porque creemos que los plenos son el entorno adecuado para conocer el trabajo que realizan nuestros gobernantes”. La propia Navarro acudió al pleno acompañada de Rubén Martínez, consejero del Cabildo insular también por Sí se puede y al que el alcalde hizo referencia tras ser aprobada en la sesión municipal una moción relativa al 8 de marzo idéntica a la que Martínez presentó en el Cabildo Insular.

Para la asamblea local del partido en el municipio “esta corporación municipal parece que empieza a entender que gestionar un ayuntamiento requiere de ciertas acciones que exige la ley y que no se pueden pasar por alto” según Navarro “aunque afortunadamente ya no se dan sesiones plenarias de 20 minutos como al principio de la legislatura, sí que observamos cómo muchos de los puntos a tratar son cuestiones formales propias del funcionamiento interno de cualquier administración pública y que las iniciativas del gobierno municipal siguen girando en torno a proyectos más de cemento, arena y piche que de gestión, desarrollo y planificación”.

“Uno de los puntos que más nos llamó la atención fue el 17 porque en él se da fe del incumplimiento por parte del ayuntamiento de Vallehermoso del objetivo de la regla del gasto para el año 2017, hecho que reclamó al principio de la presente legislatura el alcalde actual a la corporación anterior y que le fue recordado por la oposición durante el debate que suscitó dicho punto” continúa la portavoz.

Del resto de los temas tratados Sí se puede Vallehermoso quiere resaltar el punto referido a las acciones que se están llevando a cabo sobre la mejora del filtro verde de El Cercado tan reclamada por los miembros de esta formación y también un ofrecimiento del alcalde hacia los miembros del PSOE para hacer aportaciones sobre el proyecto de rehabilitación de la plaza de Chipude, “aunque seguimos sin entender por qué este proyecto no se hace llegar también a la ciudadanía” reclama Navarro.

“La última parte del pleno fue una de las más activas” cuenta Guacimara Navarro “ya que en el apartado de ruegos y preguntas, además de reclamar que los plenos extraordinarios se realicen en horario de tarde de nuevo y de preguntar por el estado del plan agroecológico, se le pidieron explicaciones al alcalde sobre su posición ante el proyecto que el Cabildo Insular ha aprobado realizar en la carretera que va de La Laguna Grande a Juego de Bolas y el impacto que estas acciones pueden tener en el futuro turístico del casco de Vallehermoso y se suscitó un debate muy significativo”.

Finalmente, la portavoz de Sí se puede quiere manifestar que “los plenos municipales de Vallehermoso no son la herramienta democrática que se espera: el alcalde lee sin vocalizar demasiado y con bastante velocidad, lo que impide que se le entienda con claridad. Además, es el único miembro del gobierno que toma la palabra y cuando la oposición se muestra en contra, sus gestos son poco respetuosos y utiliza su cómoda mayoría absoluta para cerrar los debates. Esto es una demostración de la carencia de cultura política democrática de nuestro alcalde” finaliza Navarro García.