Buscar
17:00h. Domingo, 19 de Agosto de 2018

La Ciclodeportiva de Vallehermoso se resume en un nuevo éxito rotundo

El fin de semana que acaba de terminar ha sido un devenir de sorpresas y risas para los ciclistas que participaron en la IV Cicloturista Virgen del Carmen.

Si ya en la pasada edición, se dijo que se había convertido por derecho propio y mérito de los organizadores, en la mejor de las que se celebran en Canarias. Este año el Club Ciclista El Fogueo y todo el pueblo de Vallehermoso han vuelto a superarse y sorprendernos, volcándose con esta prueba, su prueba, y se nota en el ambiente en la plaza del pueblo.

No sabemos qué harán la próxima edición para mejorar pero cada año ponen el listón más alto, conservando lo tradicional, innovando con ideas que nos sorprenden y puliendo detalles sin perder un ápice de la dedicación al participante que ha marcado siempre la organización de esta prueba.

Antes de la salida se entrega un bonito reconocimiento a Cristofer Clemente Mora, por su trayectoria deportiva, procediendo a continuación a cortar la cinta junto con el Alcalde de Vallehermoso, Emiliano Coello.

El gran pelotón ciclista partió desde Vallehermoso a las 8:30 en dirección a Las Rosas. Por delante la primera subida de 10 kilómetros donde había que comenzar a calentar las piernas.

En Las Rosas se iba agrupado para afrontar la segunda subida de 3km hasta el Centro de Visitantes Juego de Bolas, donde tras algo de agua para refrescarnos, se lanzaba el primer tramo cronometrado que se iniciaba en la ermita de San Isidro de La Palmita, donde nos esperaban otros 11km exigentes hacia La Laguna Grande por dentro del Bosque de Laurisilva del Parque Nacional de Garajonay, un auténtico placer para los sentidos por mucho que las piernas sufrieran en la subida con cada pedalada. Durante esta dura zona cronometrada los participantes pudieron disfrutar de una exhibición de Silbo.

Este primer tramo cronometrado lo ganaron Edgar Magdalena seguido de Juan Mesa y Vicente González en chicos y Katy Sierra seguida de Isabel Campos y Lourdes Bethencourt en Chicas.

Una vez en La Laguna Grande el grupo Jelima sorprendía a los participantes con una representación de Folklore y un pie de romance creado especialmente para la ocasión.

Continuando hasta Chipude donde se encuentra la Virgen de Candelaria, se encontraron el avituallamiento más importante. Se aprovecha para sacar la gran foto de grupo. Luego regreso pasando por El Cercado, Las Hayas, Epina y por último el largo descenso hacia la Playa de Vallehermoso de más de 11km. Breve descanso y subida final, iniciando el segundo tramo cronometrado a la altura de Jardín Botánico. Nos esperaba casi todo Vallehermoso en la plaza, animando a los valientes que se animaron con los 5 kilómetros cronometrados de duras rampas de la subida hasta la Ermita de la Virgen del Carmen.

En sus cortas pero duras rampas, siempre escondidas, pues apenas puedes ver unos pocos metros del recorrido y siempre hay una curva que oculta lo que viene detrás, nos esperaban el Demonio, el Enterrador, los Ángeles, y este año un personaje nuevo, la niña de la curva que animaban a los participantes y hacían el recorrido menos duro.

Este segundo tramo lo gano Vicente González seguido de Juan Mesa y Unai Yus en Chicos y Katy Sierra seguida de Isabel Campos y Lourdes Bethencourt en chicas quedando el pódium de la general de la siguiente manera:

MASCULINO: 1º Vicente González 2º Juan Mesa 3º Edgar Magdalena

FEMENINO: 1º Katy Sierra 2º Isabel campos 3º Lourdes Bethencourt

Arriba se hizo una ofrenda a la Virgen, se entrego un agradecimiento a Pepe Correa que siempre ayuda en todo y la foto final de familia para finalmente descender a la Plaza, donde nos esperaban para la comida donde no falto de nada, podios, sorteos, entrega del Zurrón a los ganadores de la montaña con una breve máster class de amasado porque esta auténtica fiesta del cicloturismo se prolongó hasta el domingo para muchos, pues aún quedaron ganas para hacer una segunda ruta, ya cada uno a su aire o en grupeta, aprovechando el alojamiento gratuito que proporciona la Organización, por lo que el fin de semana resultó de lo más aprovechado para todos.