Buscar
10:03h. Martes, 23 de Mayo de 2017

San Sebastián de La Gomera ultima la contratación de 39 personas dentro el Plan Extraordinario de Empleo Social

El Consistorio Capitalino destina a esta anualidad 200.000 euros que permitirá incrementar el personal destinado a servicios públicos municipales

El Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera está ultimando los trámites que permitirán a lo largo de los próximos días la contratación de treinta y nueve personas en el marco del Plan Extraordinario de Empleo Social. Un programa para el que se destina 200.000 euros y que se incluye en el acuerdo-marco de colaboración entre el Servicio Canario de Empleo y la Federación Canaria de Municipios para el desarrollo de tareas de utilidad social.

En este sentido, el alcalde, Adasat Reyes, destacó la cuantía que destina el Consistorio a este importante programa social, que duplica la aportación del Gobierno de Canarias y que contribuirá a mejorar los servicios que se ofrecen desde el Ayuntamiento, a la vez que garantiza ingresos a treinta y nueve familias en riesgo de exclusión social de San Sebastián de La Gomera durante seis meses.

Recordó, que este plan de empleo, por sus características, se convierte en el único que atiende a razones sociales que tienen en cuenta el número de empleados por unidad familiar y en el que se realizarán labores en materia de ayuda a domicilio, limpieza y mantenimiento, apoyo a los servicios municipales o acondicionamiento de zonas ajardinadas.

Por este motivo, ya se encuentra publicado el listado de precandidatos, tanto en la web municipal como físicamente en el tablón de anuncios. Una relación que ya se ha remitido al Servicio Canario de Empleo, quien deberá verificar la condición de la persona demandante y confirmar que cumple con los requisitos de los candidatos presentados que permitirá proceder a la contratación definitiva.

Las personas preseleccionadas por el Ayuntamiento para participar en los proyectos previstos han obtenido el informe favorable de los servicios sociales conforme a distintos criterios, con prioridad para personas en riesgo de exclusión social o desempleadas integrantes de unidades familiares en las que ningún miembro esté percibiendo retribución o prestación por un importe superior a 350 euros/persona.