Buscar
02:24h. Sábado, 21 de Octubre de 2017

La sanidad en La Gomera; La batalla que no cesa

Curbelo resalta que el crédito extraordinario del Gobierno regional destina 155 millones a sanidad y pide listas de espera específicas para la Isla.

La batalla por conseguir una sanidad en La Gomera a la altura de lo que merecen y precisan sus habitantes ha sido continua a lo largo de los últimos años. Históricamente cualquier logro no llega a ser suficiente ante las especiales necesidades y características que presenta este servicio público básico en la Isla. Año tras año las encuestas demuestran que todo lo referido a la atención sanitaria ocupa una de las principales preocupaciones de los gomeros y es superior a la del resto de Canarias.

El presidente del Cabildo y diputado parlamentario regional, Casimiro Curbelo Curbelo, resalta el apoyo que han ofrecido al crédito extraordinario aprobado recientemente por el que se destinan 155 millones de euros a la sanidad. Una cantidad significativa que redundará en la atención que se presta en La Gomera. Indica que han reivindicado a lo largo de los años una adecuada planificación de los recursos, otorgando una especial atención a las islas no capitalinas, para las que cree que deben existir lista de espera específicas. 

Otras propuestas pasan por descongestionar las urgencias hospitalarias, reforzar los recursos de Primaria, evitar la ocupación de camas por pacientes que requieren un tratamiento sociosanitario, la culminación del centro de salud de Alajeró y el inicio del de Valle Gran Rey. “Debemos trabajar en la prevención para que exista una sociedad sana y que consuma el menor número posible de recursos. Por ejemplo, atendiendo a los mayores en centros específicos y no en recintos hospitalarios”, indica.

La construcción del Hospital Insular supuso una victoria indudable, un éxito atribuible a toda la sociedad y a sus continuas reivindicaciones. Pero en realidad puso a la Isla frente a nuevos retos: contar con más especialistas y recursos, tanto humanos como materiales. Y no sólo en el hospital, sino en todos y cada uno de los consultorios repartidos por la escarpada geografía y que por lo tanto los convierte en un elemento básico a la hora de garantizar la buena salud de los vecinos.

La principal característica de la sanidad en La Gomera es precisamente la lejanía y aislamiento pero también el déficit de especialistas, de medios para tratar enfermedades graves o la triste imagen de los helicópteros que deben ser utilizados para salvar vidas en los casos más urgentes. Los ciudadanos, cuando son consultados, echan en falta un mayor nivel de planificación, de gestión y que se reduzcan las listas de espera.

Existe también otro dato que adquiere tintes preocupantes en la Isla: el elevado nivel de envejecimiento. En estos momentos de los 21.000 habitantes de la Isla, 4.450 son mayores de 65 años, lo que implica el 21% del total, mientras que la media nacional se sitúa en el 16%. De esta cifra casi 2.000 ancianos padecen algún tipo de dependencia. Según los datos que maneja el Cabildo, en 2019, la cifra de habitantes mayores de 65 años llegaría a las 6.000 personas, un 28,5%. Datos objetivos sobre los que los habitantes de la Isla demandan soluciones.

Aunque las competencias en materia sanitaria recaen desde hace décadas en el Gobierno canario, el Cabildo siempre ha intentado empujar en la misma dirección. Ejemplo de ello fue el apoyo a la construcción del nuevo Hospital que se concretó en la cesión del suelo. O también la entrega al Gobierno canario del antiguo Hospital sobre cuyo emplazamiento se levantará el futuro Centro Sociosanitario de La Gomera, unas instalaciones que serán pioneras en el ámbito nacional. Desde la institución insular han sido continuas las peticiones para que se dote de más medios sanitarios a la Isla, por ejemplo ambulancias o se han derivado pacientes a centros privados y asumido esos gastos.

Hay datos que mueven a la reflexión. Por ejemplo, un médico de atención primaria puede atender cada día una media de 50 pacientes y de ahí que muchos de ellos crean que el problema sanitario en La Gomera no reside exclusivamente en una mayor dotación de especialistas. En cuanto a estos últimos profesionales la dificultad radica en que no todos quieren residir en la Isla pese a los incentivos que se les ofrecen.

La próxima llegada de una ambulancia medicalizada que incluye la dotación de un médico y enfermero es considerado un logro indudable pero dadas las largas distancias que se deben recorrer se apuesta también por ubicarlas en distintos puntos de la Isla.  De esta manera desde que los facultativos de cada enclave cuenten con suficiente equipamiento en los vehículos podrían ofrecer un servicio fundamental a los enfermos que trasladen.

En estos momentos las mayores carencias de especialistas se centran en los radiólogos y oftalmólogos; los primeros acuden los fines de semana pero de resto es imposible llevar a cabo pruebas consideradas fundamentales como las ecografías. En el caso de los oftalmólogos es raro el día en el que no se deben atender varios casos de esta especialidad. Otro tanto ocurre con los pediatras, una carencia que es extensiva al resto del territorio nacional. 

Desde el Parlamento, la Agrupación Socialista Gomera (ASG) ha presentado diversas iniciativas que van en este mismo sentido y abarcan desde lo más concreto, como es que se construya un consultorio en Valle Gran Rey, a lo más amplio como son aportaciones al Plan Canario de Salud, al de Urgencias y al de Infraestructuras, dotación de más medios a las Islas periféricas, aumento de especialistas, reforzar la Atención Primaria, evitar recortes o cumplir con los plazos establecidos para dar respuesta a los pacientes. 

Una de las Proposiciones No de Ley (PNL) aprobada pedía crear un protocolo de sustitución para cubrir las necesidades de atención especializada cuando se produzca la baja temporal de un especialista en las Islas no capitalinas y poner en marcha experiencias pilotos como la atención online en estos territorios. Otra iniciativa, aprobada por unanimidad, es que en las declaraciones de la renta se incluya              una casilla específica para destinar el dinero a recursos para la investigación, especialmente del cáncer. Por ejemplo, el colorrectal.

Nuevo consultorio en Alajeró

Hace escasas fechas se iniciaron las obras de construcción del nuevo consultorio local de Alajeró, al que se destinará una inversión de casi 530.000 euros. Las instalaciones tendrán una superficie de 400 metros cuadrados y se levantarán sobre una parcela ubicada en el caso urbano. Los trabajos durarán doce meses a contar desde el pasado 13 de julio.
El proyecto consiste en un edificio de una sola planta, con una zona de recepción y administración situada frente al acceso principal del centro, que ordena la asistencia en dos ámbitos; uno con dos consultas, una médica y otra de enfermería intercomunicadas, salas de esperas y aseos, y otra con dos consultas polivalentes. Además, dispondrá de dependencias técnicas y de uso del personal.
 
La Zona Básica de Salud (ZBS) de Alajeró, con 1.945 tarjetas sanitarias, dispone de dos centros de Atención Primaria, el Centro de Salud de Playa Santiago y el actual Consultorio Local de Alajeró, ubicado en unos locales municipales y que será sustituido por el nuevo edificio. La ZBS comprende las entidades de población de Alajeró, Antoncojo, Arguayoda, Barranco de Santiago o Guarimiar, Imada, Playa Santiago, Targa, Quise y Almacigos, del municipio de Alajeró, así como las de Barranco de Santiago, Laguna de Santiago, Benchijigua, Lo del Gato, Las Toscas y Tecina, del término municipal de San Sebastián de La Gomera.