Buscar
18:42h. Miércoles, 01 de abril de 2020

OPERACIÓN TELARAÑA / PRESUNTO COHECHO CON UNA PIEZA DE SUELO EN LA GOMERA

Un imputado denuncia una trama falsa contra Curbelo

El delito no habría podido cometerse al no ser el solar del presidente gomero - Felipe Hernández documenta que es invento de su exsocio Antonio Pérez.
Casimiro Curbelo
Casimiro Curbelo

Algo no encaja dentro de la telaraña gomera. El caso abierto por la Guardia Civil, Anticorrupción y el juzgado único de la isla por presuntos delitos relacionados con la corrupción se ha topado recientemente con un cambio de guiones sorprendente: Casimiro Curbelo, el principal sospechoso de haberse beneficiado de su cargo al frente del Cabildo de La Gomera, no habría podido cometer cohecho al menos en una de las cuatro operaciones urbanísticas por las que se le investiga.

Así se desprende de la declaración documentada de uno de los imputados en el caso, el también socialista Felipe Hernández, expresidente del Cabildo de La Palma y exdiputado en el Congreso por la provincia occidental, a raíz de la declaración de un exsocio suyo en La Gomera, el conocido médico de la isla colombina Antonio Pérez Pérez, que implicó a ambos políticos del PSOE canario en la trama.

Hernández Rodríguez declaraba en noviembre pasado en calidad de imputado por un presunto delito de cohecho en una pieza de suelo de San Sebastián de La Gomera, en El Machal, y aparte de negar los hechos -haber "regalado" un tercio del suelo a Curbelo a cambio de su recalificación-, aportó al juzgado documentación abundante para demostrar que Casimiro Curbelo no es propietario del suelo investigado. Y por tanto no habría delito.

Consta en el sumario de la operación telaraña indicios de cohecho por parte de Curbelo en relación a esta zona de suelo -también en otras tres- y estos surgen por la declaración del imputado Antonio Pérez, quien aportó a la investigación una cinta de cassette con dos conversaciones telefónicas suyas con Curbelo, donde, a juicio de la Fiscalía, "queda claro" que los terrenos de El Machal a nombre de Zobeuros SL en el momento de la venta a Tele Gomera SL (de la familia Plasencia) eran de Pérez, Felipe Hernández y Curbelo.

Sin embargo, Felipe Hernández ha presentado al juez instructor documentos y sentencias judiciales -del mismo juzgado único gomero- en las que quedaría acreditado que la pieza de suelo de El Machal es única y exclusivamente propiedad de la mercantil de su familia Zobeuros, en la que nunca habría participado Curbelo, como mantiene Antonio Pérez.

En las alegaciones escritas presentadas al juez el día de su declaración, Hernández pone en tela de juicio su imputación sustentada en una declaración prestada por su exsocio, con el que lleva más de una década de pleitos precisamente por esta pieza de suelo, y de los que siempre ha salido vencedor en los intentos de Pérez de recuperar la parte que en su día vendió a Hernández. Varias son las sentencias que le dan la razón.

"Todo es una gran farsa urdida por Antonio Pérez contra Felipe Hernández", mantiene en su defensa el ex presidente palmero, "fruto de la animadversión" del primero contra el segundo a raíz de las demandas por reclamación de cantidades que le fueron archivadas hace una década. En concreto, Antonio Pérez llegó a sostener en sede judicial que la venta de siete fincas de El Machal y el 10% de otra sociedad a Felipe Hernández fue algo ficticio y reclamó su nulidad por simulación absoluta. Tanto el juzgado gomero como la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife desestimaron su pretensión.

La supuesta simulación de venta de los terrenos entre Antonio Pérez  y Felipe Hernández, como sostiene el primero y ha creído la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción, se explicaría como una ardid para ocultar al presunto tercer hombre, en este caso Casimiro Curbelo, y una imposición del comprador final de los terrenos, el constructor gomero Antonio Plasencia, ya con los terrenos recalificados para su venta.

Sin embargo, Felipe Hernández no solo documenta ahora en su defensa la propiedad única de las piezas de suelo, sino también lo que en 2003 admitía Antonio Pérez en uno de los juicios celebrados, como recoge la sentencia 33 / 2003 de 9 de octubre: "El propio actor [Antonio Pérez, en su demanda por reclamación de cantidades a Felipe Hernández] reconoció en el acto del juicio que la transmisión de las fincas se realizó válidamente, con verdadera intención de transmitir las fincas".

Además, la supuesta condición a la hora de vender a Plasencia de recalificar los suelos de El Machal en el Plan Insular de Ordenación no estaba en manos exclusivas de Casimiro Curbelo para hacer efectiva la compraventa total de los terrenos, por unos 600.000 euros.

El acuerdo entre Zobeuros, de Felipe Hernández, y Tele Gomera, de Antonio Plasencia, contemplaba la necesidad de que figurara la nueva calificación del suelo en la aprobación definitiva del Plan Insular por parte de la Cotmac y del Gobierno de Canarias, y no en la aprobación inicial, que solo dependía del Cabildo de La Gomera.

Felipe Hernández ha pedido el sobreseimiento libre y archivo de la causa abierta contra su persona, y en el caso de que así no lo entendiera el juez instructor de La Gomera, la nulidad plena de las actuaciones por vulneración de los principios de inocencia, acusatorio y de contradicción entre las partes, en especial al admitir hasta la propia Guardia Civil que su investigación, en El Machal, no es la compraventa del suelo entre Zobeuros y Tele Gomera, sino el "regalo" de un tercio de ese suelo a Casimiro Curbelo, según Antonio Pérez, afirmación no cuestionada por la investigación antes de imputar a Felipe Hernández.