Buscar
22:13h. Jueves, 20 de Septiembre de 2018

La variedad Forastera gomera continúa asombrando a los expertos

La Isla Colombina es un referente de singularidad en los genomas de la vid en Canarias y así se desprende del estudio realizado por la doctora Fracesca Fort Marsal.

La isla de La Gomera es un referente de singularidad en los genomas de la vid en Canarias y así se desprende del estudio realizado por la doctora Fracesca Fort Marsal de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, estudio que ha sido promovido por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de La Gomera con el patrocinio del Cabildo Insular.

Fort, profesora Titular de la citada Universidad y coordinadora del Àrea de Biología de la Vid del Grupo de Investigación en Tecnología Enológica de este centro, y que en la actualidad trabaja en la investigación de los varietales de viñedos de Lanzarote, Fuerteventura, el Hierro y la Gomera, destacó en su intervención toda la biodiversidad varietal vitivinícola de Canarias.

En cuanto a los varietales gomeras, resaltó, por su concepto, su origen y su gran potencial de futuro, subrayando la singularidad genética de los perfiles moleculares que posee, la Forastera blanca y el elenco de más de una veintena de variedades desconocidas halladas en la prospección realizada en la isla.

La posibilidad de encontrar una mutación tinta de la Forastera blanca “es cada día más real”, expuso la investigadora. Explicó, que se ha realizado otro análisis de este individuo dando resultados muy semejantes a los hallados en su momento, pero también manifestó la voluntad de realizar un tercer análisis para confirmar dicho hallazgo.

En su intervención, remarcó la importancia que tienen los varietales locales canarios, únicos en el mundo, para hacer frente, tanto a la homogenización del mercado del vino, con vinos únicos, como al cambio climático. Pero también expuso la problemática que podría “frenar ese diamante en bruto que tienen ustedes…, las virosis que afectan a sus varietales”.

Por ello, afirmó, la Universidad de La Laguna está preparando un proyecto para presentarlo a la convocatoria de INTERREG MAC2020 (con fondos europeos) y en el que se abordaría la obtención de variedades cultivadas en Canarias libres de virus.

Para este proyecto, expuso, que aparte de la colaboración y disponibilidad ofrecida por la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias, siempre y desde del primer momento, han contado con la complicidad y cooperación tanto del presidente del Cabildo de La Gomer, Casimiro Curbelo, como de la Consejera del Área de Agricultura, Ganadería y Pesca, Rosa María Chinea.

La doctora Francesca Fort antes de concluir su intervención, que fue seguida por un centenar de viticultores y bodegueros, en la presentación de los vinos de este año, se dirigió a los viticultores bodegueros, así como a los directivos de la DO, advirtiéndoles, del interés de algunas multinacionales vitivinícolas por los vinos canarios, y su personalidad, con la intención de “meter las narices en esta tierra” para hacerse con viñedos y bodegas, y por el interés que despiertan los varietales únicos, y que por lo tanto, era muy importante no dar madera (varas) ni vender vendimia fuera de la isla, porque es estar vendiendo su tierra, su casa…su futuro.

El potencial de la viticultura de La Gomera, dijo Francesca Fort, en torno a su Forastera, será lo que sus viticultores y bodegueros quieren que sea. Ellos han de administrar bien el patrimonio que tienen; y con mucho celo de sus viñedos, sus recursos para su propio bien y el de sus hijos. La intromisión de terceros, sería pan para hoy y hambre para mañana”….

Porque se harían con el potencial de los varietales gomeros, y después de 500 años, los gomeros deben ser quienes lleven “al mejor puerto” su patrimonio vitivinícola, con los mejores resultados. "De ellos depende".