Buscar
16:27h. miércoles, 03 de junio de 2020

Aumentan en Zaragoza las agresiones a Guardias Civiles durante el Estado de Alarma

El juez ordena el ingreso en prisión preventiva al agresor de dos guardias civiles en Ejea de los Caballeros este fin de semana.

La agresión que han sufrido este fin de semana dos agentes del Puesto de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) el último fin de semana es una más de las que viven los miembros de esta Institución y que con el confinamiento se han incrementado de forma alarmante a juicio de la Asociación Española de Guardias Civiles que se ha personado como acusación en gran parte de ellas.

Sólo en la Comunidad de Aragón nuestro servicio jurídico por medio de su letrado Jorge Piedrafita, lleva la defensa de siete agentes que han sufrido agresiones en estos dos meses, pero somos conscientes de que las registradas son muchas más. En la agresión de Ejea de los Caballeros la patrulla de la guardia civil necesitó incluso refuerzos para poder reducir al agresor que les había atacado con un tablón y también les había escupido asegurando que tenía coronavirus. 

Pero como decimos no es el único caso registrado estos últimos días, AEGC en nombre de dos afiliados, ha tenido que presentar denuncia por coacción contra otro detenido al que se le incautó droga y que pretendía que se le devolviera bajo amenazas.

En AEGC estamos muy preocupados por este incremento de las agresiones a los agentes, muchas de las cuales quedan impunes. Afortunadamente no ha sido el caso del agresor de Ejea, donde el responsable del juzgado de instrucción número 2 de esta localidad ha decretado, el ingreso en prisión provisional del agresor, un delincuente peligroso habitual de la zona, en base a los argumentos que siempre se esgrimen por el letrado Jorge Piedrafita en la defensa de los agentes afectados.

Desde AEGC vamos a trabajar para lograr la imposición de las penas máximas en derecho en cuanta agresión se produzca contra miembros de la Guardia Civil en el transcurso de su trabajo. Consideramos que estamos ante unos hechos graves que pueden lesionar físicamente a los agentes y que, en el caso de Ejea, podrían haber supuesto la infección por coronavirus de los guardias.

Por eso desde esta Asociación se va actuar con contundencia para que estas conductas lesivas hacia los agentes, mientras garantizan el cumplimiento del estado de alarma y la salud de los ciudadanos, no salgan nunca gratis o pueda existir cualquier resquicio de defensa para quienes agreden a los miembros y fuerzas de seguridad.