Buscar
19:53h. jueves, 02 de julio de 2020

¡¡Navega,  Mayor navega, que no puedes naufragar entre el dolor y el recuerdo del barco, que quedó atrás!!

“Los libros de la vida”

Los años, son un regalo

si los sabemos llevar;

son una gran bendición:

son los libros de la vida

contando historias de amor,

de dolor y de alegrías…

 

Desengaños, risas, llantos,

encantos y desencantos

son los “mares” de la edad,

mas, hay que seguir nadando

contra el viento y la marea,

contra esas “olas del mal”

de los años que nos quedan

para llegar al final…

 

¡¡Navega,  Mayor navega

que no puedes naufragar

entre el dolor y el recuerdo

del barco, que quedó atrás!!

 

¡¡El destino caprichoso

a veces desencadena,

unos “mares” tormentosos,

que al que no quiere se llevan

aún en sus años mozos!!

Y a  otros que quieren irse

por sus incapacidades,

a continuar les condenan

a pesar de sus pesares…

 

Desafiando a los achaques

que me produce la edad…

le doy  gracias, al Señor

porque he podido llegar,

  a este mundo del mayor

con buena salud mental

y paz en el corazón

 

 Marisol Hernández Esquivel