Buscar
06:54h. Miércoles, 08 de abril de 2020
Con mas de cuarenta abriles a mis espaldas podría decirse que casi nada puede sorprenderme de lo que leo en los periódicos  o escucho a diario en esta "tierra de oportunidades", una isla puntera en sentar las bases de una sociedad libre y plural, en la que la ciudadanía puede enseñar libremente el DNI  de su filiación y hablar sin

Con mas de cuarenta abriles a mis espaldas podría decirse que casi nada puede sorprenderme de lo que leo en los periódicos  o escucho a diario en esta "tierra de oportunidades", una isla puntera en sentar las bases de una sociedad libre y plural, en la que la ciudadanía puede enseñar libremente el DNI  de su filiación y hablar sin cortapisas de sus inquietudes y preocupaciones.Esto lógicamente dicho con el mas profundo sentido de la ironía porque muy bien sabemos los gomeros que al que critique o ponga en tela de juicio al poder establecido... "le mandan a galeras"

Hago esta introducción para ponerles en situación y desgranar un articulo de opinión  de pluma política que  he leído en estos días y confieso que me produjo cierto estupor... una opinión de un distinguido político de esta isla que, achaca o culpabiliza  a nosotros ciudadanos de a pie, la epidemia del pelotazo y la corrupción de los políticos, bueno de algunos.

Decía este señor político en su articulo que  "la corrupción que, en los últimos tiempos está saliendo a la luz en La Gomera, puede que tenga un sujeto que la promueva, pero en el terreno político no hubiera sido posible sin el apoyo de otras muchas personas que directa o indirectamente, prestan su consentimiento, colaboran, y apoyan a que la misma se realice", obviamente refiriéndose al personal que con su voto aupa a los políticos a los altares de "la vida fácil" , señalando en otro epigrafe de su articulo que " la opción de Los gomeros y gomeras en las últimas elecciones, ante el abuso de poder, la injusticia y la corrupción, fue el silencio".¿Y a los que hablaron en contra de que les sirvio?.-Pregunta impertinente , respuesta obvia...de nada.

Mas adelante en su artículo hace una reflexión  o más bien parece tener la formula magistral de como frenar la cuestión de la corruptela señalando como solución, desde la condena personal en los medios de comunicación a la exteriorización colectiva de la repulsa, mediante concentraciones, manifestaciones, huelgas, etc.Huelga decir que para ver una manifestación en la isla por algo que a todas luces resulte atentatorio contra los ciudadanos, ni visitando "Lourdes O Fatima" ,quizas mas bien en alguna pelicula de ciencia ficción... quizas.

Sin duda la solución lógica, si no fuese por que esta isla no se halla alineada al resto de territorios de este país en los que si se instauro la democracia con la muerte del Caudillo,y por mucho que no nos guste reconocerlo o creamos que ya es disco rayado, la Gomera y algun que otro lugar de Canarias sigue siendo  un territorio sumido  en el miedo a perder los garbanzos por tener la boca demasiado abierta.

 Intentar averiguar el origen de ese miedo es como, creo yo, averiguar ¿que fue primero el huevo o la gallina? Si arrimamos el ascua de la culpa al político que durante años intenta mantener un rebaño dócil y servil, debemos tener presente que esa precisamente es condición "sine qua non" de todo "servidor" público que se precie o que al menos quiera permanecer en la poltrona por los siglos de los siglos.Un pueblo domado y ciego es mas fácil de manejar.

Si por contra asumimos que en parte nosotros somos culpables que en la esfera política se estén dando los casos de corrupción generalizada, esta ultima consideración seguro a mas de uno no le hace pizca de gracia, y no les falta razón, pues aún apoyando en las urnas otras opciones que prodigaban en sus mítines la defensa a ultranza de los derechos de sus representados, aunque solo fuese una escasa minoría como ha si ha sido en algunos de los casos, podemos observar ahora que (ni la oposición que representa a esa gente cansada de ver en política siempre lo mismo), como  han hecho algunos en la Gomera "mutis por el foro", tanto... que ya casi nadie recuerda quienes eran los candidatos de esos partidos, a excepción de los ganadores.

¿Sera que a los opositores en algunas administraciones locales tambien les puede la enfermedad generalizada existente en la insula que no es otra que el miedo al poder? Si es asi, la tactica de Atemoriza que algo queda ha enraizado profundamente en esta sociedad abocada a morir silenciada.

 

Dicho todo esto ¿que nos queda?...pues nada, solo la sensación de ser ninguneados por el régimen establecido y olvidados por el que quería establecerse.