');
Buscar
domingo, 02 de octubre de 2022 05:18h.
Opiniones

CON MUCHA PENA Y SIN NINGUNA GLORIA

Cierto: vivir es sacrificarse. Pero, más cierto: sacrificarse es vivir.

Cierto: vivir es sacrificarse. Pero, más cierto: sacrificarse es vivir.

Estimadísimo amigo, ANDRÉS MEDINA:

Para todos nuestros atentos buenos lectores de “GOMERA ACTUALIDAD”,
en esta personal ocasión, soy como aquel impulsivo peregrino que, a la luz del antojadizo tiempo, hace un preciso alto en el iniciado camino.

Todavía, en pleno pináculo vacacional, sin ni siquiera intentar tocar ni una sola tecla de este prodigioso invento electrónico, solemnemente reservado para el final del obligatorio itinerario familiar, con centenares de mensajes todavía, por leer y contestar, hoy, me tomo la resuelta libertad de hacerlo en esta determinada ocasión para rendirle el más veraz de los cumplidos a un entrañable compañero, a un fraternal y popular destacado colega, merecedor de todos nuestros más exaltados cumplidos y admirativos respetos.

Inopinadamente, cuando apenas acababa de garabatearles una recapacitada crónica, en la que, con la mayor sencillez mencionábamos algo relativo a los diez primeros años celebrados en antena de la capitalina emisora,”ONDA HEREÑA”, llega a mi atolondrado conocimiento, la sorpresiva nociva referencia de que, uno de sus más firmes baluartes, JUAN ANTONIO REBOSO PADRÓN, terminantemente, dejaba para siempre de ejercer sus cotidianos intervenciones frente a unos micrófonos, por él mismo, casi materialmente constituidos.

Este desenvuelto protagonista, radicalmente entregado con una fogosidad sin demarcaciones, en el esmerado proceso de todas sus afanosas labores canoras, después de haber establecido un verdadero clásico matutino “musical-informativo”, seguido con suma asiduidad por muchísimos compatriotas gomeros, en medio de las más populares rancheras, conscientemente, nos ha querido dejar sin ese placentero esparcimiento que, mucho, pero mucho, todos, vamos a estar echando equitativamente de menos.

Bien a fondo, soy un fiel conocedor, desde los iniciales umbrales de su reinante proeza divulgativa, hasta este penoso final que, de golpe y porrazo, nos desmantela, teniéndonos absortos, puliendo con descomunal escrupulosidad, todos sus incalculables esfuerzos, duras fajinas, petardistas discrepancias intolerables, determinados buenos partidarios adictos a sus humanas ideas, así como lo de algunos insociables y huraños refractarios que, ahora, con su concluyente despedida, quedarán alegremente zapateando los rítmicos compases de alguna oscilante jota baturra.

La mayoría de las veces, falto de salud, con enronquecida voz, privado de aliento, mustiamente solitario, fiel a las citas contraídas, supo ejercer sus específicas funciones, con la mayor lealtad y determinada exactitud, recorriendo cientos de veces disparejas rutas, para restaurar caídas conexiones que impedían la más clara y nítida de las audiciones.

En las grandes faenas taurinas, el triunfal matador, logra salir a hombros, aclamado por una enloquecida multitud de adeptos que, entre sentidos “olés”, van celebrando la festiva apoteosis.

Un fugaz cumplido que, en muchas de las toriles corridas, frecuentemente, suele realizarse.

¡Con una considerable pena, sentimos en el alma el sorprendente adiós circular de este equitativo “estoqueador radial” que, durante tantos y prolongados años, introduciéndonos ardientes banderillas de encendidos comentarios, supo llegar al corazón de todos sus radioescuchas, señalando verdades como puños, haciéndose fácilmente comprender y, llegando al corazón de nosotros, con la sencillez de un verbo muy característico y personal, bastante difícil de volver algún feliz día a tener la inesperada dicha de conseguir recuperar!

El que sacrificara su bien arrancada jubilación, para seguir existiendo en activo con su cortejada ilusión expansiva... por la escondida puerta del más recóndito burladero, casi en un disimulado encubierto...se ha marchado, sin ni siquiera apetecer recibir el correcto cumplido de todos cuantos le agradecemos su descomunal tarea.

¡UNA TAREA QUE ESTAMPARÁ TODO UN PORTENTOSO HITO EN EL GENUINO DERROTEO DE LA MÁS RECIENTE RADIODIFUSIÓN DE LA VECINA ISLA HERREÑA!

¡CON PROFUNDA CONMOCIÓN,
SENTIMOS QUE SE NOS FUERA
Y, DE TODO CORAZÓN,
ENSALZAMOS UNA PASIÓN
QUE, LLEGÓ HASTA LA GOMERA!