Buscar
05:43h. Miércoles, 08 de abril de 2020

Los premios del CIT y las "paridas" de Monseñor.

De vez en cuando noticias de este calado son realmente necesarias para que al menos, nosotros, resto de mortales, no abandonemos este singular mundo sin habernos descuajaringado.

De vez en cuando noticias de este calado son realmente necesarias para que al menos, nosotros, resto de mortales, no abandonemos este singular mundo sin habernos descuajaringado.

Y es que en la mayoría de los casos, como el que hoy nos ocupa, bien vale la pena tomarlo a guasa y “chufla” que andar embarcandonos en una profunda y total indignación ante hechos que se escapan de toda lógica y raciocinio, ademas en estos tiempos tan extraños, casi siempre es mejor dejarse llevar por la corriente que nadar en su contra.

Que el mundo anda al revés, ya lo sabíamos o al menos las muestras que cada día nos depara la providencia, que no divina, así lo confirma. Si no para muestra sirva el botón de los premios del CIT y a quien se lo ha otorgado a pesar de sus paridas, su manifiesta homofobia y sus declaraciones mas que desafortunadas, reprochables.

Casi que no vale la pena entrar en profundidades y menos indagar las razones y los porqueses en los que se basaron en el Centro de Iniciativas Turísticas de Tenerife, presidido por el Señor Miguel Ángel González, para que haya otorgado un galardón, premio o medalla a Monseñor Bernardo Alvarez Afonso. ¿Acaso sobraban placas y no había a quien endosarlas?

Yo, pobre profano y desconocedor en estas lides de las valoraciones y méritos que un nominado a Laurel deba poseer para ser merecedor del susodicho vegetal, reconozco que se me escapan o al menos ya no son las que yo creía, pero como decía al comienzo se ve que los raseros se han modificado y se han ajustado, o a los tiempos que corren o vaya usted a saber?

Pero para hacer memoria y para quien no conozca a este ínclito personaje, que son los menos, habría que remontarse no muy lejos en la hemeroteca de algún periódico , donde este “tocado” por la Gracia Divina, tuvo el Santo Cuajo de afirmar sin ser excomulgado, que algunos menores buscaban o mas bien provocaban el deseo de ser abusados, y lo que es mas fuerte, que inclusive, según Monseñor, laureado del CIT con toda la pompa y lustre que merece tan alto Distinguido, “estos menores deseaban ese abuso sexualmente hablando”.-Afirmaba Monseñor.

Si esa parida fue de traca , no menos fue con la que hizo referencia a la homosexualidad de la que afirmo sin despeinarse , que el fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad. Ademas completó su celebre frase apostillando que “No es políticamente correcto decir que es una enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano” , en fin toda una muestra de méritos con los que Monseñor Bernardo nos ha deleitado y que han hecho posible que le hayan dado....una medalla, cuando creo, merecía otra cosa.

Por si alguien duda de las paridas del Obispo, les dejo los enlaces a las noticias que sobre el se han publicado.

http://www.publico.es/espana/31531/un-obispo-justifica-la-pederastia-porque-hay-ninos-que-provocan

http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2996_9_120211__SOCIEDAD-polemica-declaraciones-Obispo-llega-medios-nacionales