');
Buscar
domingo, 02 de octubre de 2022 05:18h.
Opiniones

Tributo de Admiración

Cada 21 de Febrero, por fija determinación Oficial del propio constituido Gobierno de Canarias, se establece el que cada año estemos celebrando el perentorio y muy renombrado día de nuestras muy acreditadas “LETRAS”. Se ha elegido tal fecha, debido a que en la misma pero, en 1.813, falleciera el polifacético e inmortal historiador, sacerdote-literato, José Viera Y Clavijo.

Cada 21 de Febrero, por fija determinación Oficial del propio constituido Gobierno de Canarias, se establece el que cada año estemos celebrando el perentorio y muy renombrado día de nuestras muy acreditadas “LETRAS”.

Se ha elegido tal fecha, debido a que en la misma pero, en 1.813, falleciera el polifacético e inmortal historiador, sacerdote-literato, José Viera Y Clavijo.

Sin lugar a titubeos, un prestigioso preámbulo en la que se procura hacer resaltar por todo lo alto, hasta la misma cúspide, a las magnas figuras vernáculas del erudito Archipiélago, también, eminentemente encabezada por Don Benito Pérez Galdós, el acentuado verdadero hilo conductor para el enfatizado estudio del sublime Arte, la tradicional Leyenda, la tan dilatada Lengua Española, la primorosa Filología, la harmoniosa Música y, hasta la propia recóndita Mitología.

Según tengo entendido, este año, relucirá, con sus más deslumbrantes elogios, el familiar nombre del gran vate gomero, Pedro Garcia Cabrera, perpetrándose destacados actos públicos y estatales, con la interesante lectura de algunas de sus cuantiosas obras, gratas rimas entusiastas del mar, y sugestivas narraciones de imperecederas remembranzas.

Para un servidor, resulta ser toda una atrayente experiencia, el pretender tantear, así, a vuela pluma, algunos de los sugestivos datos biográficos de este tan enfatizado protagonista, sin lugar a vacilaciones, percatada honra y prez de todo nuestro progresista Piélago.

Nacido en el atrayente vergel terrenal de Vallehermoso, un 19 de agosto de 1.905, ya... casi alcanzando la mítica meta de los 107 transcurridos años, este dotado isleño global de nuestra análoga época, destacó de prominente manera en el inspirado campo de la sugestionada preciosa poesía, del óptimo Periodismo Español, encumbrándose como una etérea águila lingüística, con denodados méritos propios, entre el selecto Grupo de los más confirmados intelectuales que enmarcara la exuberante y tan acertadamente bien llamada “Generación del 27”.

Como pocos, supo puntualizar, con combinada panorámica sensorial, nuestros característicos paisajes, alabando con bellísimos matices, todos sus pintorescos entornos; combatiendo a brazo partido, con cincelado atrevimiento, el explotador caciquismo isleño, aquel que era muy concertado y propio de la ya consumida época.

Vocacional adicto del Magisterio, con aires de avezado profesor, siempre se empeñó en fijar su encomiástica péndola con determinada elegancia y verismo, colaborando insistentemente en diversas Publicaciones Populares, dejando en todas ellas ese gracioso chispazo andaluz que, probablemente, adquirió en aquellos dos infantiles años transcurrido con su padre, en la linda Capital Hispalense.

Debido a sus particulares pensamientos políticos, cargó sobre sus inocentes espaldas la pesada e injusta cruz de una flotante prisión, así como otros tantos seres decentes que, corporalmente, sin pecado alguno, tuvieron que sufragar con punzantes sacrificios, una buena parte de los tremendos delitos acarreados por nuestra fraticida Guerra Civil, iniciada aquel fatídico 18 de julio del azaroso año, 1.936.

En marzo del 1.937, con un temerario grupo de reclusos y de extenuados soldados desertores, efectúa una muy comentada evasión, escalando a bordo del servicial “Correillo- Viera y Clavijo”, rumbo a la que,por aquel entonces, era totalmente como conocida y confirmada colonia francesa de Dakar.

Genuina fábula de novelesca y quimérica existencia la suya, transcurrida, tras fatigosas calamidades e ilícitas persecuciones penitenciarias, en alejadas comarcas, habiendo tenido que tramitar hasta por el mismísimo y ardiente Sahara, por la reputada Marsella, la fascinarte Granada y la románica Baza.

El Destino quiso que, habiendo siendo maltrecho con graves quemaduras en las piernas, al ser arrollando el jeep en que viajaba por un ferrocarril, que, durante su convalecencia en un hospital civil de Jaén, tuviese la oportuna prerrogativa de conocer a la noble y admirable dama, dotada de femeniles virtudes hogareñas, de nombre, MATILDE TORRES, con la cual, años más tarde, allá por 1.948, contrajese nupcias, una vez ya, totalmente libre de las tan sobrecargadas penurias.

De inicio, emplazados en Tacoronte, mucho más tarde, resuelven establecerse definitivamente en Santa Cruz de Tenerife, en donde tiene la peculiar fortuna de, familiarmente, conseguir alternar con la crema y nata de los preclaros publicistas del momento, creando descomunales buenas migas con DOMINGO PÉREZ MINIK, EDUARDO WESTERDAHL, ÁNGEL ACOSTA, JULIO TOVAR, ENRIQUE LITE, CARLOS PINTO GROTE, FERNANDO GARCÍA RAMOS, ISAAC DE VEGA, RAFAEL AROZARENA, JOSÉ DOMINGO, y... un compacto núcleo de letradas figuras que, fraternalmente unidas, dieron profuso fulgor y conquistados laureles a los tan ojeados anexos semanales del vespertino chicharrero, “LA TARDE”.

Por cierto, y esto me colma de un lisonjero personal orgullo, en el año 1.954, a mis 25 de edad, estando una noche, en un sencillo despacho del mencionado Diario escribiendo a máquina una crónica, el polifacético, humorista de todos las épocas, NIJOTA, me lo presentó, sin ni siquiera llegar yo a sospechar a la celebridad que tenía delante de mis propias narices.

¡Ahora, transcurridos ya tantos años, repaso aquel inverisímil encuentro y, en el evocador espíritu de los más gratos recuerdos, emerge su actual figura de afamado protagonista, al que tuve la bienaventurada ocasión de haberle podido estrechar la mano!

Él, con convincente éxito de dilatada buena crítica, participa en el II Congreso Internacional de Inspiración, celebrado en la ciudad belga de la costa del Mar del Norte, Knokke, exponiendo un delicioso y bien argumentado tema original, denominado, “LAS FUENTES DE LA POESÍA POPULAR”

¡Sus placenteros poemas, espontáneas coplas, sentimentales baladas, campechanos cantos y próvidas evocaciones, vienen resultar ser como unas vetustas traviesas sirenas, subiendo, bajando y danzando, entre las blancas espumas de los más resplandecientes brotes que pudieran existir, en todos los encrespados mares oceánicos de este cosmos!

¡El siglo XX pudo contar con este espontáneo y humilde ser, para dejarnos al alcance de la mano y del alma, unas consideradas Obras Poéticas, cuyo desfile iniciamos ya, con... “VIAJANDO AL INTERIOR DE TU VOZ”, “LA RODILLA EN EL AGUA”, “ENTRE CUATRO PAREDES”, “LA ESPERANZA SE MANTIENE”, “EL CALUROSO AMANECER”, “VUELTA A LA ISLA”, “DÍA DE ALONDRAS”, “LA ISLA EN QUE VIVO”,” OJOS QUE NO VEN”, “ENTRE LA GUERRA Y TÚ”, “LÍQUINIS”, “TRANSPARENCIAS FUGADAS”, “LOS SENOS DE TINTA”, “ROMANCERO CAUTIVO”, “HORA PUNTA DEL HOMBRE”, “ELEGÍAS MUERTAS DE HAMBRE”, “DÁRSENAS CON DESPERTADORES”, “HACIA LA LIBERTAD”,” “LA ARENA Y LA INTIMIDAD”, “HOMBROS DE AUSENCIA” y, su única y solitaria pieza de encendidas candilejas que titulara, “Proyecciones”.

 En diez volúmenes, sus Obras Completas, han sido planeadas por Ediciones IDEA.Existe un Portal y una elemental Fundación, ostentando con regional orgullo su resplandeciente nombre.

¡Este “Ave Fénix”, a pesar de abandonarnos para siempre, víctima de una irremediable mortal enfermedad, un 20 de marzo de 1.981, habiéndosele concedido más tarde, a título póstumo, la MEDALLA DE ORO, por el GOBIERNO DE CANARIAS, cada 21 de febrero, volverá a prorrumpir de sus cenizas, para traernos el espíritu de su gratísima figura, sus geniales producciones, sobre todo y, más que nada, la innegable certeza de que jamás, en ninguna clase de tiempo, quedará invisible entre las negras sombras del ingrato olvido!

¡Pedro García Cabrera,

paisano internacional

que, naciendo en la Gomera,

recorre toda la esfera,

de forma sensacional!