Buscar
02:07h. Lunes, 30 de marzo de 2020

Aprenderemos una gran lección

El Covid-19 y sus consecuencias nos recordará siempre que, vivíamos de espaldas a  nuestra Naturaleza.

Y estos tus amigos de La Radio…

En estos momentos inciertos y de “lejanía” vecinal impuesta, creo se hace necesario “resucitar “ un instrumento que nos acerque la ilusión de pueblo perdido.

Año nuevo y por idéntica senda

El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo, decía Winston Churchill

Roma no paga traidores

Huelga decir que, esta célebre frase, se le atribuye al Cónsul romano Escipión, quien ordenó la ejecución de los asesinos traidores de Viriato.

Jueces por un día

“Aunque nuestra Sentencia pueda resultar efímera, antes de pronunciarla debemos estudiar a conciencia los diferentes “Sumarios”  y los “alegatos de los reos” con la mayor ecuanimidad posibles”

Es el momento de "darnos el lugar"

“Nada más atractivo que  una persona con bastante amor propio, dignidad, respeto por sí mismo y confianza para ser auténtico y libre de miedos”

Enoc Suárez: un Canarión con alma gomera

Describe sus años de trabajo en las isla como, “un lugar que me acogió con los brazos abiertos, en la que me he sentido totalmente integrado, como si hubiese tal vez nacido allí, sintiéndola como mía”.

Noelia Pérez González: Entre "Sentimientos y Arrugas”

Dedicar gran parte de la vida al cuidado de mayores, no es tarea fácil aunque, volviendo la vista hacia los comienzos, la aventura puede ser edificante, constructiva y sobre todo, un libro cargado de sabiduría, experiencias y vivencias que repasar cuando se alcance la “otra orilla”.

Repicando a primera

A falta de escasos 12 meses para el “bautismo” de las urnas, fieles y gentiles se visten los mismos ropajes para recibir el “sacramento de los cuatro años”.

La Pincelada. El "brochazo" semanal a la realidad gomera

“Cuando existe hipocresía y falsedad, el “grueso maquillaje” de la Navidad no puede ocultarlo. “Oui c'est la vie”, grandes dosis de frialdad y egoísmo con trocitos de paz, calma y amor, en la “misma mesa y en el mismo plato” que por fin terminan". Los segundos, claro.