Buscar
03:47h. jueves, 01 de octubre de 2020

Avanzar juntos hacia la recuperación

Ante este escenario nada halagüeño, resulta vital aprobar estas cuentas para definir la hoja de ruta que tendrá que seguir Canarias hacia su recuperación económica y social durante el próximo año. 

No basta con mirar al cielo

Dar un paso más. Es lo que le pedimos al Gobierno central para lograr que las entidades locales puedan disponer de sus ahorros. Esta semana escuchábamos a la ministra Montero anunciar que su equipo se encuentra inmerso en un nuevo decreto que suspenderá la regla de gasto de 2020 para que las entidades locales puedan utilizar el superávit de 2018 y 2019.

Hacer memoria para entender la historia

"La situación de entonces, con una España sumida en la posguerra y graves problemas económicos, hacía que muchos hogares de las islas vieran en esta travesía el único camino para lograr un porvenir" 

Frenar la curva para salvar el turismo

"Ni Colón se pudo imaginar que cinco siglos después de su hito, la Covid-19 frenaría las comunicaciones entre continentes, aparcaría el auge del turismo y pondría en jaque a la economía mundial"

Unidad ante los retos de futuro

"Lo importante es la responsabilidad, no sólo de las administraciones públicas, sino de cada uno de los ciudadanos. No podemos bajar la guardia"

Los grandes motores de nuestra economía

"Y en esta senda, si hay un motor capaz de poner en marcha todo este complejo engranaje que conforma el tejido productivo es el de las pymes y autónomos"

El turismo, la pieza clave

Sabemos que las consecuencias en el turismo han sido duras, que la recuperación será lenta, pero también somos conscientes de que nuestra riqueza paisajística, cultural y patrimonial son los mejores aliados. 

El deber de dar respuesta

Ahora es el momento de aunar criterios, abordar la realidad y afianzar la capacidad de respuesta de las administraciones locales. Somos la primera puerta a la que el ciudadano toca y tenemos el deber de seguir dándoles respuesta. 

No podemos cerrar la puerta

Queremos seguir dando respuesta a nuestros ciudadanos pero necesitamos recursos, porque la merma en la capacidad de recaudación vinculada al REF dibuja un horizonte complicado. 

Esta crisis no la pueden pagar los mismos

Esta semana hemos vivido un hecho histórico. La Unión Europea ha tomado una decisión sin precedentes: suscribir una deuda solidaria de la que responderán todos los gobiernos, para distribuir recursos de forma proporcional a las necesidades de los países miembros. 

La Gomera, un buen ejemplo

Hay gente a quien le molesta que a La Gomera le vaya bien. Gente a la que le fastidia que seamos un ejemplo de convivencia, de armonía, de isla para vivir. Desgraciadamente, hay personas para las que el éxito ajeno no es un ejemplo que sirva de estímulo, sino un ácido que disuelve la inteligencia.

Podremos conseguirlo

Me da tristeza ver cómo la imagen de la política en los medios de comunicación parece a veces una historia de lucha por el poder. ¡Qué mal ejemplo estamos dando!

Gobernar es servir

Porque, ¿para qué gobernamos, sino para buscar la felicidad y el bienestar de las personas a las que servimos? 

En defensa de los más débiles

Cuando una familia está desesperada porque no puede llegar a fin de mes, cuando tiene problemas graves de subsistencia, donde primero va a llamar es a las puertas de su ayuntamiento.

Islas para vivir

Nuestra manera de vivir sigue basada en la armonía con la naturaleza, en la defensa de los valores medioambientales y en la desconfianza ante la idea de que todo tiene que ser sacrificado ante el becerro de oro del crecimiento. 

Hay que dejar el miedo atrás

"Pero lo que debemos aprender, ahora, es que tenemos que convivir con el virus. Hasta que no haya una vacuna o hasta que no tengamos un tratamiento."

El ‘día D’ de Canarias

"Reconstruir significa volver a hacer lo que ha sido destruido. Levantar lo que la adversidad ha derrumbado" 

Carta a Madrid

Necesitamos certezas, no podemos perder más tiempo. Es hora de dar respuesta. 

Con paso firme

Reconozco que en las últimas semanas he sentido como la voz de los cabildos canarios parecía no ser entendida y quizás se olvidaban de que estas entidades locales existen. Parece que no conocen que somos nosotros, junto con los ayuntamientos, las primeras puertas a las que tocan los vecinos y vecinas, porque saben que siempre hemos estado a su lado. 

Unidad ante la recuperación

El Covid-19 ha entrado en nuestras vidas para quedarse. Nadie duda que las sociedades modernas tendremos que aprender a convivir con un virus al que la ciencia aspira a frenar logrando la tan ansiada vacuna.

La fortaleza de ser isla

Los tiempos que vivimos se parecen, a veces, a la montaña rusa de un parque de atracciones. En un momento dado estamos arriba del todo y en otro estamos cayendo como si fuera por un barranco sin fin. No es extraño que muchas personas, especialmente las de mayor edad, no terminen de entender del todo esta locura.

Lo que no podemos cambiar y lo que sí debemos hacer

Es posible que la remontada nos cueste mucho trabajo y paciencia. Que tengamos que empezar con cifras de visitantes muy modestas, a las que no estamos acostumbrados. Pero poco a poco las Islas volverán a situarse entre los primeros destinos turísticos del mundo.Pero para llegar a ese objetivo es imprescindible sobrevivir.

Incertidumbre con lo que va a pasar

Se habla de que podemos perder entre un 20 y un 30%del PIB y que las cifras de paro en las islas pueden superar todos los registros históricos, por encima del 40%. Eso, traducido, significa muchísima hambre, muchísima necesidad y muchísima desesperación.

Va a ser muy duro, pero saldremos más fuertes

Hace poco más de un mes, aunque parecen años, La Gomera abría todos los informativos nacionales y muchos internacionales. Teníamos el primer caso del nuevo coronavirus en España y nos cayeron encima todos los focos de la atención mediática.

Ante el pesimismo: venceremos

Estos días nos toca escuchar todo tipo de análisis sobre el desastre económico que nos aguarda a la vuelta de unos pocos meses. Y aunque uno se intente aislar de esa ola de pesimismo, los números negativos van impactando en nuestra conciencia y nos van deprimiendo.