Buscar
11:43h. Viernes, 10 de abril de 2020

Ante el pesimismo: venceremos

Estos días nos toca escuchar todo tipo de análisis sobre el desastre económico que nos aguarda a la vuelta de unos pocos meses. Y aunque uno se intente aislar de esa ola de pesimismo, los números negativos van impactando en nuestra conciencia y nos van deprimiendo.

Hay que prepararse para los peores tiempos

“Era el mejor de los tiempos y era el peor de los tiempos”, escribió Dickens. Y podría haberlo dicho de nosotros. Porque vivimos justamente el mejor de los mundos, el que más se acerca a la equidad y la justicia social, pero también uno que nos enfrenta a las peores amenazas e incertidumbres que hayamos vivido jamás.

No cometer dos veces el mismo error

La enfermedad y el sufrimiento saca a veces lo mejor de las sociedades. En estas semanas de incertidumbre y de alarma estamos observando cómo muchas personas están ofreciendo lo mejor de sí mismas superando el desconcierto.

¿Qué podemos hacer?

Solo hay una respuesta posible. Actuar responsablemente y reforzar los mecanismos del estado del bienestar. Debemos tener la absoluta seguridad de que en unos pocos meses el coronavirus de origen chino será una pieza más del museo de la historia. Como lo son ya otros virus que provocaron la alerta y el miedo en el pasado...

El centralismo irracional

Una de las mayores preocupaciones de la actualidad es el despoblamiento de una gran parte del territorio: eso que se llama la España vacía. Pero también existe una Canarias vacía que preocupa bastante poco.

Con firme decisión, desde la prudencia

"Si nuestra economía no se impulsa, si el turismo se estanca y traslada un enfriamiento a la creación de empleo, estaremos en el peor escenario para plantearnos medidas fiscales que aumenten la mochila sobre las actividades de la pequeña y mediana empresa"

Un pacto por Canarias

La economía de Canarias es una mesa con una pata coja. Algo no termina de funcionar bien. Lo percibe quien quiera que eche una mirada a los datos de una región que tiene setecientas mil personas al borde de la exclusión social y doscientos mil parados en el momento en el que mejor ha funcionado su sector estrella; el turismo.

Crisis y oportunidades

Cuando un barco atraviesa una enorme tempestad es cuando resulta más importante tener al mando a una tripulación experta. Para navegar por los mares en calma vale cualquiera. 

Por más razones que nunca

"Tengo una sensación difícil de explicar. Cuando camino por las calles de nuestros pueblos y hablo con la gente, me doy cuenta de que lo que está haciendo la política de hoy, eso que se llama la gran política tiene muy poco que ver con sus preocupaciones"

Entenderse no es tan difícil

A veces pienso que los habitantes de mi isla de La Gomera podríamos subirnos a una de nuestras montañas, y ya que este mes celebramos una década de la declaración del Silbo Gomero como Patrimonio Cultural de la Humanidad, mandarles un mensaje colectivo de responsabilidad a los grandes líderes políticos de este país.

Las lecciones del pasado

... A miles de canarios les cambió la vida de la noche a la mañana. Y en esos momentos de extrema necesidad, las instituciones públicas dieron la talla...

Preocupado por Canarias

Las mayores señales de alarma provienen del sector turístico. No solo porque la competencia de otros países está recuperando mercado, sino porque los mercados emisores pueden atravesar turbulencias económicas.

Al servicio de las personas

 "Cuando comencé en política, siendo muy joven, lo hice para trabajar por y para las personas. Esa fue mi motivación y a día de hoy, 30 años más tarde, sigue siendo mi único motor"

Lo mejor para España

"Pedro Sánchez ha demostrado que está dispuesto a convocar unas nuevas elecciones antes que plegarse a exigencias inaceptables o a dirigir un Gobierno controlado por otros"

La otra Canarias posible

Canarias lleva décadas aguantando una realidad insoportable. Crece la riqueza al mismo tiempo que aumenta la pobreza. 

No son flores de un día

"El camino no ha sido fácil pero con voluntad y generosidad hemos sabido llegar a un acuerdo basado en un programa social y de cambio que nace bajo la premisa de ser de utilidad..."

Orgullosos de ser canarios y gomeros

Pero ante todo, este día 30 de mayo, es una fecha que nos recuerda la importancia de mantener nuestra identidad, tradiciones, cultura y nuestras singularidades. 

ASG, la llave de Canarias

"No estamos al servicio de nadie ni en alianza con nadie que no sea el pueblo de La Gomera y de Canarias. Pero no de éste modelo de región, sino de otra Canarias mucho más justa y solidaria" 

Por la moderación, que tanto necesitamos

"Hemos visto la llegada al Parlamento español de un potente grupo de la derecha más extrema. Y esa es una muy mala noticia: si sumamos el incremento del voto radical frente al del moderado, no nos podemos quedar satisfechos".

Una verdadera pena

Un millón de euros es la suma de los salarios de más de ochenta personas en un año. O lo que cuestan más de cien mil menús de esos que se pueden encontrar en muchos restaurantes y cafeterías de nuestras islas.

Con la gente, por la gente y para la gente

Hay gente a la que no le ha gustado que hayamos marcado esa diferencia. Porque en Canarias hay un ombliguismo político, con sede en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, que se considera el centro de gravedad alrededor de lo que todo debe girar con servidumbre.

Cambiar nuestro mundo

El comercio, la industria y sobre todo el turismo, llamaron con sus irresistibles cantos de sirena a los que trabajaban en la agricultura. Porque en el campo se trabajaba mucho para tener muy poco. 

Los dos grandes asuntos de esta semana

Hay cosas que nos afectan el corazón y cosas que nos tocan el bolsillo. Y las dos tienen diferentes maneras de ser importantes.

 

Por un puñado de votos

"Sólo tenemos que corregir los olvidos inaceptables que se han tenido con Canarias. Así que vamos a ponernos a ello --todos-- en vez de pelear inútilmente por un puñado de votos" 

 

Diálogo antes que enfrentamiento

En la vida pública, vivir de la agitación, instalados en el conflicto permanente y en el “no” a todo, es un disolvente democrático.