Buscar
21:50h. Sábado, 17 de agosto de 2019

El Gancho

Mi padre, que me llevaba de la mano, se paró a contemplar una partida de ajedrez en pleno Parque de Santa Catalina.

El Tendero con voz afeminada

Cuando tenía mi Seat 600 solía meterlo por caminos prácticamente intransitables...

Un día como otro día

Tal día como hoy

Qué día tan semejante a cualesquier otro día, aunque hoy mi mami María alumbró un verso incesante...

Hacia Cayo Hueso

Alba-Sabina-Perez

Seguían sucediéndose las marismas y el sol pasaba de ser nítido a diluirse con las plantas en la orilla. Era un espectáculo incesante de oleajes mínimos... 

Un siglo del milagro de Los Aceviños ( Por Pablo Jerez Sabater)

Pablo Jerez Sabater

Corría el año 1914. 16 de julio, para ser exactos. Los Aceviños, en Hermigua, era entonces un barrio muy poblado. Allí ocurrió un hecho muy poco conocido y que, sin embargo, movió a solidarizarse a todo un pueblo para ayudar a una familia.

 

La casa de doña Mariana

Por Juan Marrero Pérez.- Residía doña Mariana en el centro de la ciudad, muy cerca de la Iglesia Catedral, donde acostumbraba ir a misa todos los domingos. Era ese el lugar por excelencia  para verla luciendo sus  elegantes  y mejores trajes.

El Cura

Tarde fría , tarde de lectura...
Hace ya muchos tiempo dejé por estos andurriales varios relatos cortos que fueron leídos y comentados por las amistades. Para no perder la costumbre (o no perderla tanto, al menos), os dejo otro para el que guste leerlo... Con que haga pensar un poco, su objetivo está más que cumplido (y ya saben, si Belén Esteban escribe un libro... todos manos a la obra)

La verdad sobre ser una zorra

Hay muchas razones por las que piensan eso. Me he acostado con un par de chicos. Más de 10. Más de 20. ¿Quieres seguir adivinando? He escrito mucho sobre mi vida sexual...

El peluquero

Esto, querido amigo, muestra la diferencia fundamental que existe, actualmente, entre los ciudadanos comunes y los miembros del "honesto" grupo de ciudadanos que nos gobiernan...

El Teniente

Por Pedro Rodríguez.-Un día que estábamos en el colegio, vino un teniente a visitar a doña Carmen, que era la maestra...