Buscar
domingo, 26 de junio de 2022 21:42h.

No lo entiendo

Andreas Lubitz, el copiloto suicida que estrelló el avión en los Alpes llevándose con él la vida de 149 personas más, ocultó siempre su inaptitud certificada para volar. Pero hay algo  que no entiendo... 

 Cuando se trata de obtener el carnet de conducir, éste nos permite manejar cualquier marca de coche. Pero en la Aviación Comercial no es lo mismo. Antes que nada, el aspirante a piloto debe hacer un curso, de unos dos o tres años; cuando lo supera obtiene la Licencia de Piloto, llamada también AOC (Air Operator Certificate)

El piloto en cuestión obtuvo su Licencia en la Escuela que Lufthansa tiene en Bremen, pero con esa Licencia no puede volar ningún tipo de avión comercial hasta que, previamente, haya obtenido la Habilitación de Tipo, es decir, el adiestramiento para pilotar realizado en el tipo de avión específico, y no en otro.

Cuando solicitó trabajar en Germanwings, esta Compañía lo envió a la Escuela que tiene Lufthansa en el Aeropuerto de Phoenix (Arizona) para que obtuviera la Habilitación del Airbus A-320 que es el tipo de avión donde iba a volar luego.

Es un curso que dura varios meses (si un día un piloto desea cambiar de compañía aérea que vuela con un tipo de avión comercial diferente, forzosamente, tendrá que volver a hacer otro curso para obtener la Habilitación de ese tipo de avión concreto)

Y aquí aparece el problema: el Certificado expedido a Andreas Lubitz en la Escuela de Phoenix le consideró NO apto para el vuelo. Ese Certificado ha de entregarlo a Germanwings para poder ser contratado seguidamente.

Al margen de que, en estos casos negativos, la Escuela suele informar directamente a la Compañía Aérea, sobre todo tratándose de la misma Firma. Y, una de dos; o el piloto falsificó el Certificado (cosa difícil) o Germanwings cometió una grave imprudencia e irresponsabilidad al contratarlo, conociendo su incapacidad certificada, con las consecuencias conocidas. Por eso digo, que no lo entiendo.