Buscar
17:55h. Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres sufrirá cáncer a lo largo de su vida.

Son datos del informe sobre la enfermedad en España, elaborado por la Sociedad Española de Oncología Médica y editado con motivo del reciente Día Mundial contra el Cáncer.

Hace apenas una semana de la celebración y aún resuenan los ecos de las terribles cifras que se difundieron. Aunque los tratamientos y los resultados han mejorado, el cáncer sigue siendo una enfermedad mortal. 
 
La patología se está extendiendo más rápido de lo previsto. Se contabilizan más de 100.000 muertes por año en España y el referido estudio recoge que en 2015 se contabilizaron 247.771 nuevos diagnósticos, que suponen 1.000 pacientes más de los inicialmente estimados para 2020. La realidad es muy poco alentadora y ninguna región o territorio está libre del problema.

En La Gomera, como  en el resto de las islas, son cada vez más los afectados. El Registro de Población con Cáncer en Canarias apunta que el número anual de casos nuevos diagnosticados en las áreas de Salud de Tenerife y Gran Canaria, donde se localizan los hospitales de referencias del archipiélago, son 6.868 casos.

Se impone la implicación de los representantes públicos, obligados a trabajar por el bienestar ciudadano, y Agrupación Socialista Gomera (ASG) ha tomado la iniciativa. Esta semana se ha registrado en el Parlamento de Canarias una Proposición No de Ley, que viene a sumarse a las acciones emprendidas a favor de mejorar la atención especializada y reducción de las listas de espera, y en la que proponemos destinar más recursos a investigar tratamientos contra el cáncer y el resto de enfermedades mortales.

Hay que garantizar la investigación y evitar la falta de recursos, de la que advierten los médicos al señalar que sólo se recibe un euro al año por cada contribuyente, de ahí el posicionamiento y la propuesta realizada por ASG para que siempre, y por encima de cualquier consideración, esté garantizada la atención sanitaria.

Con la Sanidad no se juega ni deben hacerse guerras políticas, de ahí el pronunciamiento de ASG en la Cámara, donde defendemos el derecho a los cuidados médicos, pero nos alejamos de iniciativas dirigidas al desgaste. Nuestro trabajo se dirige a conseguir las mejoras necesarias y, en consecuencia, también hemos propuesto instar al Gobierno del Estado a realizar los cambios normativos oportunos.

La nueva iniciativa se concreta en la inclusión de una nueva casilla en la declaración de la renta, a través de la que se pueda aportar recursos a la investigación científica. El primer impulso llegó de los colectivos de afectados y de un padre de Estepona que perdió a su hija de 5 años ante esta enfermedad, y que decidió recoger firmas en la plataforma ciudadana virtual Change.org. 

Y han sido determinantes, además, las reflexiones médicas, que no sólo hacen hincapié en la necesidad de destinar recursos a la investigación y la búsqueda de tratamientos, sino también en la prevención y, por supuesto, la implicación de las administraciones públicas en todas sus áreas.

Si hablamos de Sanidad y de la necesidad de recursos hablamos de Economía y Hacienda, pero igualmente de Infraestructuras que determinan los modelos de ciudad y, por supuesto, de Educación, donde también se requiere una mayor apuesta.

Según los analistas, sólo se dedica poco más de una hora al mes a la educación para la salud, pese a que muchas enfermedades letales se evitarían con hábitos de vida saludables. Apostemos, por tanto, por más formación, mayor concienciación, construcción de entornos óptimos y más inversión para investigación, porque poco importa todo lo demás cuando falla la salud.