Buscar
23:39h. Viernes, 21 de febrero de 2020

El Culebrón de Delcy la Fea y el señor Lobo

La noticia más relevante de las últimas semanas, la han protagonizado y seguirán protagonizando la vicepresidenta del régimen narcochavista de Maduro, Delcy Rodríguez y el aún ministro de fomento, el orondo Jose Luis Äbalos. 

Me temo que la gravedad del encuentro, (en principio negado por el propio ministro, para acabar siendo reconocido y ampliado con nuevas mentiras a medida que iban saliendo nuevas informaciones, de la escasa prensa libre que aún queda en España), dará aún muchos ríos de tinta, golpes de intro de trino tuitero y post de facebook. 

Los hechos, no por ser sobradamente conocidos, dejan de ser llamativos y son los siguientes: 
La actual número dos de la tiranía venezolana, toma un avión en el aeropuerto internacional de Maiquetia, y se dirige a España. Previamente la renqueante Union Europea ha aprobado una serie de medidas dirigidas a aislar al régimen dictatorial Castro-Chavo-Madurista, entre las cuales está cerrar la entrada y el tránsito a los dirigentes y personas autores y cómplices de graves violaciones de los derechos humanos y de delitos de narcotráfico internacional, como es el caso de Delcy la fea, tal y como la llaman, asimilandola a un famoso culebrón colombiano de éxito hace décadas atrás.

Pues bien, "ab initio", conviene recordar que a Sánchez le costo reconocer al presidente provisional legítimo de Venezuela Juan Guaidó. España por razones históricas al alcance de todos, es el primero de los interlocutores válidos al que se consulta cuando la Unión decide fijar una postura común con Hispanoamérica. Es una práctica diplomática asentada. En aquella ocasión, a Sánchez decidirse le llevó su tiempo, y fue España quien se pronunció a remolque del resto de países europeos. Empezamos mal. 

Una vez se habían tomado estas medidas, Sánchez se olvidó del sufrimiento del pueblo venezolano y se centró en lo suyo, ósea conseguir dormir un día más en el colchón de la Moncloa. Las medidas tomadas por la Unión eran, como se ha dicho, la prohibición de paso o la entrada a los funcionarios incluidos en sus listas de sancionados por haber participado en graves violaciones de los derechos humanos, y entre ellas está “Delcy la fea”.

Siguiendo la teoría del Derecho Internacional clásico en cuanto a la soberanía de un país con relación al territorio, este comprende el suelo y el subsuelo dentro de sus fronteras, el espacio aéreo y sus aguas o mar territorial, en consecuencia Rodríguez no podía siquiera entrar en ese espacio aéreo español, por formar este parte del espacio aéreo europeo, y por tanto la autorización ya para sobrevolar España nunca se tenía que haber producido, y la autorización última corresponde al Gobierno de España.

Pero vamos a suponer que por razones de seguridad u otra razón excepcional, se autorizase a sobrevolar el espacio aéreo al avión que llevaba a la señora Rodríguez,(lo de señora es protocolario), lo que no se podía permitir bajo ningún concepto es que pisase el aeropuerto Adolfo Suarez, Madrid-Barajas. Lo hizo, y haciéndolo, tenía que haber sido detenida y puesta a disposición del Tribunal Europeo de Derechos Humanos o expulsada. Por mucho que diga el señor Lobo Ábalos, (a quien bautizó así la periodista Ketty Garat, comparándolo con el personaje que encarnaba Harvey Keittel, en la película de Quentin Tarantino “Pulp Fiction”:

“Soy el Sr. Lobo y resuelvo problemas), que estuvo en la terminal internacional y que eso no es suelo español, es una mentira más y de las mas gordas a las que nos tiene acostumbrado el gobierno del doctor. Existen resoluciones de las más altas instancias judiciales estableciendo que la terminal internacional es suelo español. 

Hemos perdido la cuenta de las innumerables versiones que ha dado el Sr. Lobo, primero que Derlcy no estaba en el avión, que el había ido a ver ¡a altas horas de la madrugada! a su amigo el Ministro de Turismo venezolano, ( como si no lo hubiese podido ver en FITUR), después que este le dijo que Delcy, estaba allí y la saludo por cortesía,y cada versión no hacía sino empeorar la anterior. Y es que las mentiras tienen las patas tan cortas, como larga es la ambición de quién envío al Sr. Lobo a resolver una misión de limpieza complicada.

Porque todo apunta a que el encuentro entre Delcy y Sánchez estaba concertado por el Sr. Viocepresidente y Marques de Galapagar D. Pablo Iglesias Turrión, quién había mediado para que la Vicetirana tuviese un encuentro con Sánchez y al enterarse de que no podía ser, llamó a la misma, pero esta ya había despegado de Maiquetía. Naturalmente el vicecoletas, en todo este asunto ha permanecido en un mutismo total, porque es mas que probable que Iglesias tenga un horizonte penal nacional e internacional complicado, como complice del narco y por haber recibido y retener en el paraíso fiscal de San Vicente y Granadinas, dineros de la narcotiranía y ademas no estar declarados a la Hacienda Pública. 

Pero además ese régimen tiránico incapaz de alimentar y cuidar a sus propios compatriotas en la indigencia y la peor de las catástrofes sanitarias y humanitarias, si que tiene poderosos mecanismos de “engrase”, de financiación ilegal no ya de Unidas Podemos, que eso es indubitado, sino del propio PSOE, ósea “Pedro Sánchez O Eso”, genialidad esta de Jesús Cacho. 

Y amigo lector, llegados a este punto, ya estamos hablando de un torpedo en la linea de flotación del PSOE, y sí la vergonzosa y servil actuación del Sr. Lobo llevando en brazos a Delcy la fea para que no tocase suelo español, no sólo es viñeta de chascarrillo y si no fuese de por si como para llorar, (por eso nos reímos), lo de la financiación ilegal de dos partidos en los que se sustenta el gobierno, la colaboración necesaria con la tiranía chavista, la traición a los socios europeos, y el desprestigio internacional de España, que es lo que nos duele a muchos, no ha sido suficiente, el que le hizo el encargo al Sr. Lobo, es decir, Sánchez niega lo que todo parece indicar: que habló con Delcy, a quien el Sr, Lobo prestó su móvil para que hablase con il dottore. Pues por ser vos quien sois le hemos de creer. Palabra de Sánchez. 

El culebrón de Delcy la fea y el Sr. Lobo promete aún mañanas y tardes de “gloria”, (ahora se llama así a la mierda), porque ya se sabe que en el manual del buen socialista, el preámbulo es el que te enseña a como manipular el lenguaje y como el eufemismo es la manera elegante de mentir. 
Que il dottore “cum fraude” mantenga aún a un quemado Ábalos, al que nadie iba a echar forma parte de la jugada de enroque del propio Sánchez, que por un lado necesita defender a su ministro, pues sabe que si la oposición se cobra la pieza del Sr. Lobo, detrás va él, y por otro lado si la cosa va más allá nacional e internacionalmente, siendo el gobierno de los veintidos precaristas y desahuciados, necesita a estos hasta el final, aunque el final sea el banquillo de los acusados, donde siempre será mejor ir acompañado que sólo. No es nuevo. Sostuvo a Dolores Delgado quién culminó hasta el final su etapa como ministra de justicia, a pesar de su injusto silencio ante el menoreo de miembros del Supremo y de la Fiscalía General y aplaudir con las orejas las casas de lenocinio de Villarejo, donde se chantajeaba con “información vaginal”. 

El sostenellla e no enmendalla también está en el Manual del déspota socialista, que dicen que escribió un tal Sánchez y que se titulaba Manual de Resistencia. Resistencia a la lectura y escritura, porque este colchonero monclovita es a la ilustración lo que una plañidera a un bautizo. 

Para terminar de rematar la mala faena del torero Ábalos, de fuentes venezolanas, se ha sabido que esa noche el subcomisario policial que estaba de guardia informó de la ilegalidad que se estaba cometiendo si se le dejaba bajar del avión, y hubo una fuerte discusión entre superiores policiales de entrada en fronteras, y al final, se envió al subcomisario a su casa, imponiéndose la decisión de sus superiores que coincidía con la del ministro. En otras palabras, el poder político ningunea al funcionario honrado para saltarse la ley a la torera. 

Y lamentablemente en España nunca pasa nada, hasta que pasa, y si al Sr. Lobo, Sánchez le hace beber del cáliz de Delcy, con tal de seguir en el machito, el dipsómano bebe aunque la copa sea amarga como la hiel. Todo por un ministerio, nada por dignidad. Y España no se merece un gobierno que les mienta...Y así las palabras que vienen de ultratumba de Alfredo P. Rubalcaba, siguen resonando con su letanía fatal mientras Sanchez usufructúa el colchón de la Moncloa, y no pasa nada, pero algún día pasa, sólo que mientras tanto quienes pagamos las fechorías de la casta somos la gente de la que hablaba el vicepresidente coletas “in illo tempore”, cuando Villa Tinaja era un sueño y Galapagar un remoto municipio de la sierra madrdileña de asentamiento burgués, algo de lo mas despreciable, hasta que vas allí a disfrutar de una mansión. 

Y si las palabras de Rubalcaba tiene su eco, si bien silenciadas por virtud de la militancia ciega, servil, apesebrada y sectaria, las palabras que mas resuenan en la triste España, son aquellas que escribió uno del que ahora todos se apropian en su centenario. Escribió Don Benito, canario y madrileño universal en 1912: 
“Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el Poder son dos manadas de hombres que no aspiran a más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado les mueve; no mejoraran en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta.

Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte. No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán mas que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos... Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria ...No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos(...) La España que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. 

Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de tuberculosis ética, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental. Tendremos que esperar como mínimo cien años más para que en este tiempo “si hay mucha suerte” nazcan personas mas sabias y menos chorizos de los que tenemos actualmente...¡pobres españoles! Lo que nos costará recuperar lo perdido. 

Y han pasado casi ciento ocho años, y esas letras siguen entrando con la sangre del pueblo venezolano, que es la misma sangre nuestra, y cambiando el bipartidismo alternante, que va en franco declive, por el binomio gubernamental partidista, seguimos igual. Profético Don Benito. Se felíz querido lector. Es lo único importante en el mundo y en España, tal y como la conocemos ahora, si es que aún existe.