Buscar
11:39h. lunes, 06 de diciembre de 2021

Racanear con la discapacidad

Que los servicios sociales en Canarias están de mírame y no me toques es una realidad que no se le puede ocultar a nadie.

 Sin embargo, cuando uno piensa que se ha llegado hasta el fondo de cualquier estulticia, es posible
que se esté cometiendo un craso error. Por ejemplo, me llega hasta mi correo la misiva de una persona con discapacidad física a la que, literalmente, han dejado tirada La Coordinadora de Personas con
Discapacidad Física de Canarias, centradas las críticas en un señor llamado Salvador Morales Coello.

Como considero que lo importante es la carta en cuestión, con ella les dejo y saquen ustedes mismos sus conclusiones. Pero cuando se emplea la expresión regatear hasta el último céntimo, no crean que es una exageración. He aquí la prueba:

A la Atención de: La Coordinadora de Personas con Discapacidad Física de
Canarias.

 Don: Salvador Morales Coello

Por medio de la siguiente carta de reclamación, quisiera hacer constar mi
insatisfacción con respecto al trato obtenido en la Coordinadora de
personas con discapacidad física de Canarias.

En el año 2011 estuve pagando una cantidad de 9 EURO cada tres meses que son
36 EURO al año para poder beneficiarme de la ayuda de las fisioterapeutas  que
venían  a  mi domicilio,  dicho servicio por el cual pagaba 2 EURO por cada
sesión.

Durante ese periodo de tiempo ninguno de sus empleados o ayudantes me
comentó que yo era socia  de dicha asociación. Por motivos económicos  tuve
que darme  de baja y verdaderamente, el único beneficio que tuve hacía  mi
persona fue la ayuda de rehabilitación,   nada más.  Ni tenia ni he tenido
sus ayudas  en la bolsa de empleo, ya  que dicho servicio era inexistente,  en
cursos tampoco.  Pero sí buscaban la ayuda de mi persona para conseguir
hacer  voluntariado, pero para otro desempeño  no he tenido su apoyo.

De estos servicios bolsa de empleo, cursos etc.  Se benefician personas que
nunca han pagado nada, si tenemos unos derechos como personas
discapacitadas, dichos derechos en su asociación son para todas las
personas por igual  no solamente para los/as afortunados/as que  se
encuentran bajo su "ayuda o amparo".

Hace un par de días amablemente me  atendió una de sus empleadas o
ayudantes y prácticamente dicha señorita al indicarme que estaba de baja
por no seguir pagando, mintió por ustedes al  no  darme otras alternativas
que  ustedes ofertan  al colectivo de personas con Diversidad funcional
(Discapacidad).

Le doy las gracias a pesar de todo  porque así se demuestra que existen
otras organizaciones como *SINPROMI,S.L*, *INSERTA * (Fundosa) y otras que
no requieren de beneficios económicos de sus usuarios o halagos políticos
para seguir ayudando al desarrollo humano de nuestro colectivo.

Le saluda Atentamente:

Josefina del Carmen Andrade Sánchez